Acuerdo total entre Rajoy y Mas

El elemento detonante del proceso ha sido Josep Antoni Duran i Lleida, que en la última reunión de la cúpula de su partido propuso e hizo aprobar que si Mas continuaba por el camino que estaba yendo UDC dejaba la coalición CiU.

4 min
Alfons Quintà
Domingo, 8.09.2013 20:37
Mas y Rajoy acordaron intentar celebrar en Cataluña una consulta no vinculante, aprobada por las Cortes Generales, con una pregunta también aceptada por el legislativo español, que tendría multiplicidad de respuestas, del tipo "no quiere cambiar nada", "quiere un Estado federal", etcétera. De este modo lo más probable es que ninguna alternativa se acercara al 50%. Los dos dirigentes también pactaron el texto de la carta que Rajoy enviará pronto a Mas.

De tal forma, el Gobierno hará más esfuerzos para que la Generalidad pueda pagar sueldos, deudas a proveedores e intereses de su inmensa deuda. Un tema que también fue considerado es la situación judicial de CDC (con la sede embargada) y Oriol Pujol implicado, respecto a casos de corrupción en fase de instrucción judicial. En este orden hay que considerar un artículo reciente mío.

He conseguido estas primicias de varias fuentes del más alto nivel político. Las conozco de hace años y siempre han sido veraces.

ERC no sabía ni jota

Hay otras novedades. La primera, destacar que el elemento detonante del proceso ha sido Josep Antoni Duran i Lleida, que en la última reunión de la cúpula de su partido propuso e hizo aprobar que si Mas continuaba por el camino que estaba yendo UDC dejaba la coalición CiU para ir sola, o aliada a otras fuerzas, en todas las elecciones, para empezar, en las próximas europeas.

Otra novedad insólita, pero igualmente contrastada por fuentes de ERC, es que los independentistas se enteraron del volteo de Mas al oír sus declaraciones. Una fuente muy cercana a Junqueras me ha dicho:

"Oriol [Junqueras] no sabía nada. Montamos una reunión de urgencia ayer noche [el pasado miércoles], acordando no replicar con fuerza hasta hoy [por el pasado jueves], después de que Mas y Junqueras se hayan visto. Nos mantenemos en nuestra posición y no estamos dispuestos a aprobar los presupuestos ni ninguna medida de Mas. Nos mantenemos en el marco del acuerdo entre los dos partidos, que Mas está rompiendo. Si es así obraremos en consecuencia, en todos los órdenes".

En el decurso de la conversación, la fuente trató a Mas de "pipiolo", cosa que tiene bastante gracia.

Como el 25N, Mas actúa solo

La fuente coincidió, finalmente, con el criterio que siempre he sostenido, en el sentido de que, por parte de Mas, todo ha sido una pataleta oportunista, decidida el 25N, al perder las elecciones, ya objetivamente plebiscitarias, con la única finalidad, por parte de Mas, de mantenerse en el poder. El teorema ha quedado demostrado. En francés dicen: "comme quoi démostration faite"; y en castellano: "como se quería demostrar".

La nueva incógnita consiste en ver como Mas intentará mantenerse en el poder hasta 2016, de hecho año límite por su jubilación forzada, radical, absoluta y no deseada por él, pero hoy por más personas que ayer. Después de dividir a la ciudadanía como nunca antes, desde la Transición, Mas finalmente empieza a crear unanimidad. Pero ahora es contra él. ¿Cómo lo valorará CDC y sobre todo el gran poder a la sombra que todavía es, a pesar de su edad, Jordi Pujol?

Entrando en el camino de aquello que hoy sólo puede ser especulación. Una de las pocas vías de supervivencia de Mas puede ser que, en una eventual moción de censura, el PP y el PSC se abstengan. Sería complicado, como será complicado -y tendría que ser imposible- rematar la monstruosa liquidación del sistema sanitario público catalán, así como la concordante y maligna privatización del Hospital Clínico de Barcelona.

Sacar a Mas y continuar su monstruosa política sería, para la mayoría catalanes, hacer un mal negocio. Por lo tanto, hay que estar atento a todo aquello que objetivamente cuenta.