Detienen a seis ultras relacionados con el ataque a la sede de la Generalidad en Madrid

Las agresiones han sido condenadas desde los partidos políticos. Mas contrapone los ultras a los que participaron en la cadena humana. Rubalcaba define el ataque como "fascista" y el PP habla de "fanáticos" sin justificación.

2 min
Redacción
Jueves, 12.09.2013 10:33

El ataque y asalto a la Delegación de la Generalidad de Cataluña en Madrid no quedará impune. Al menos, por lo que hace a la rápida actuación de la policía, que horas después de las agresiones ya ha detenido a seis personas presuntamente relacionadas con los hechos sucedidos este miércoles en el Centro Cultural Blanquerna

La operación policial continúa abierta, según ha informado la Policía Nacional, por lo que no se descartan más detenciones, pues el asalto fue protagonziado por una veintena de radicales ultras con banderas de partidos extraparlamentarios. La policía recibió el aviso de las agresiones por parte de un responsable del centro polivalente.

A la delegación autonómica llegaron varias unidades de la Policía Nacional, así como ambulancias del SAMUR para socorrer a los asistentes al acto. Hubo cinco heridos. Josep Sánchez-Llibre, diputado de CiU, y Josep Maria Bosch, delegado de la Generalidad en Madrid, fueron empujados.

Condena general

A última hora de ayer, el presidente autonómico, Artur Mas (CiU), condenó los hechos y los contrastó con la actitud de los catalanes a lo largo de la Diada: "Que unos cuantos gamberros se comporten de esta manera es precisamente el mejor contraste ante un pueblo catalán que hoy [por el miércoles] se ha presentado con educación, civismo, respeto, con alegría y patriotismo".

El PSC también emitió un comunicado de prensa condenando las agresiones. Entre los asistentes al acto institucional en Madrid se encontraban diputados de los socialistas catalanes. Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del PSOE, ha calificado el ataque de "fascista". Y desde ICV-EUiA, Joan Herrera ha indicado que le da "asco" este tipo de "gente".

A estas condenas se unieron las del PP, en boca de Alfonso Alonso y Esteban González Pons, quienes mostraron además su solidaridad con Sánchez-Llibre. "No hay radicales justificados", indicó González Pons. "Los extremistas, los intolerantes, los fanáticos merecen siempre ser rechazados. No importa su color político", añadió.

Entre otros, por ejemplo, desde las filas de UPyD se condenaron las agresiones y el ataque a la sede de la Generalidad. Rosa Díez ha recordado que la formación magenta defiende "la libertad y el respeto" para todos los demócratas.