El independentismo como negocio

¿Se puede comerciar con los sentimientos? El movimiento secesionista saca rendimiento económico de las reivindicaciones políticas. Desde bambas a relojes, pasando por camisetas deportivas o carnés de identidad sin valor legal. Es el negocio del nacionalismo catalán.

5 min
El cómico de TV3 Toni Albà con una bamba de VamCats
Andreu Caballero
Domingo, 8.09.2013 11:52
Zapatillas deportivas con la estelada,botas de fútbol con la misma enseña y las chirucas de toda la vida con la bandera independentista. Al margen de los beneficios y las pérdidas que la secesión de Cataluña podría producir a los ciudadanos y las empresas de la Comunidad, el independentismo está siendo un negocio redondo para los más avispados.

La empresa VamCats, creadores de las bambas independentistas, ha anunciado que ampliarán en un mes su colección con la enseña secesionista a las alpargatas esparteñas o espardenyes, sombreros y bolsos. El objetivo de la empresa es consolidar este tipo de productos, tan significados políticamente, que vivieron su boom en la Diada del pasado 11 de septiembre.

Mientras ultiman estos nuevos lanzamientos, VamCats ha promocionado, en mayo de este año, en una feria en Tárrega (Lérida), los nuevos modelos de bambas que están en el mercado desde hace unos meses, que además de la bamba con la bandera independentista son la bamba con la bandera del País Vasco y un modelo de zapatilla con una estelada con los colores del F.C. Barcelona.

Guillem Soldevila, cocreador de VamCats junto a su padre, señaló a Europa Press que no quieren hacer unas "bambas testimoniales", sino posicionar la marca a largo plazo, e indicó que han recibido encargos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Suecia y Chile, entre otros países. En seis meses, la empresa ha facturado un millón de euros.

Negocio con carnés identitarios

Sin embargo, el negocio del independentismo no es nuevo. A modo de ejemplo, al margen de la producción editorial que siempre repunta en fechas señaladas como Sant Jordi, al menos hay dos empresas que se dedican a vender carnés de identidad circunscritos a Cataluña y a los denominados Países Catalanes.

Desde 1981, la librería Les Voltes de Gerona vende por 10 euros el carné de la Nacionalidad Catalana. Una forma como otra de ingresar dinero y, además, hacerse con los datos personales de posibles clientes.

Más recientemente, desde 2004, otra empresa, también mediante la venta por internet, y por 11 euros, facilita el carné de los Países Catalanes. De este segundo documento se han vendido, a fecha de 5 de abril de 2013, 2.231 carnés. Evidentemente, ninguno es legal.

Entidades y asociaciones

La pulsión por sacar rendimiento económico al movimiento independentista también se manifiesta en las entidades cívicas o políticas que, en teoría, cumplen una función social y no tienen como objetivo (declarado) la obsesión de las plusvalías. Unas entidades que, además, reciben ayudas públicas de la Generalidad.


Es el caso del Cercle Català de Negocis, por ejemplo. En su web hay una sección denominada tienda y, aunque el material es pobre, al menos en número, desde ahí se pueden comprar dos libros que defienden tesis a favor de la secesión de Cataluña. Uno de ellos está firmado por el secretario general de la entidad, lo que supone una forma más de autopromoción con el respaldo de una entidad.

Desde Plataforma per la Llengua también se lleva a cabo un sistema de venta de productos relacionados con la asociación. Si bien, en este caso, los lemas y los mensajes no son abiertamente a favor de la secesión de Cataluña, en algunos de los productos que se pueden comprar -en la sede o a través de internet- se aboga por consumir únicamente "productos etiquetados en catalán". A 14 euros las camisetas con la frase: "Vive plenamente en catalán".

Más sutil es la venta de productos independentistas de Plataforma ProSeleccions Esportives Catalanes. En su web se pueden comprar camisetas reivindicativas a través de grandes anuncios visuales. Es el ejemplo de la vestimenta oficial de la selección autonómica de hockey patines que por algo menos de 40 euros se vende con el logo de Òmnium Cultural y el de TV3 compartiendo espacio con la bandera independentista.

Tiendas y secciones en diarios

Otros han ido un poco más allá y han creado, directamente, tiendas en internet centradas en exclusiva en la venta de productos que tienen alguna referencia con el movimiento independentista o con reivindicaciones secesionistas. Un ejemplo de este sistema es la tienda Productes de la Terra, web de la empresa de desarrollo en internet Avellana Digital.

En Productes de la Terra se pueden encontrar artículos relacionados con "la defensa de la lengua y la cultura catalanas", con todo tipo de "productos de los Países Catalanes" como libros, ropa, artesanía, música, alimentación, bebidas o complementos y, tal y como apuntan desde la misma web, "una parte del beneficio sirve para ayudar a financiar entidades o medios colaboradores", entre los que están Racó Català, El Nou, Vilaweb o Unió de Pagesos.

Finalmente, entre el abanico de opciones y formas de obtener dinero gracias al sentimiento nacionalista, otro ejemplo es el puesto en marcha por Nació Digital. El diario digital ha creado su propia tienda con "la voluntad de comercializar productos a la comunidad lectora". Una comunidad que, se entiende, es única y exclusivamente independentista, a tenor de los productos que se le ofrecen: desde pegatinas a relojes, todos con la estelada, a partir de 25 euros.

Todos son negocios creados alrededor de una -o más de una- reivindicación política que, curiosamente, en caso de cumplirse, de llevarse a cabo una hipotética secesión de Cataluña, dejarían de tener razón de ser. De hecho, desaparecerían… como no existen en ningún país independiente. Es el negocio del nacionalismo.