El soberanismo paladea la "victoria final" en 'La Vanguardia'

(Revista de prensa)

4 min
Pablo Planas
Miércoles, 18.09.2013 08:40

El Barrio Sésamo independentista de TV3 es el nuevo frente de batalla moral de la Diada de la Marmota. La Razón, El Mundo y Abc estiran la goma con la complicidad del consejero portavoz Homs, que además de avalar contenido, estilo y formato del informativo infantil anuncia un informe del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) sobre la propensión de los medios no controlados a detectar las zonas de coincidencia del nacionalismo con el totalitarismo. Por ejemplo, eso del "informativo infantil", en la versión de Homs, no sería lo que parece, sino un inocente método pedagógico importado de Finlandia. Álex Sàlmon, desde El Mundo,le dedica un ponderado artículo al respecto que remata con un sentido lamento: "Por ello es sencillo entender la utilización burda e equivocada de niños por parte de TV3. Y es una lástima porque el espacio está bien hecho. Justamente por ello deberían actuar con mucho más cuidado informativo", recomienda el director del periódico de Pedro J. en Cataluña.

Menos contemplativo se muestra en el mismo diario Santiago González al que no le acaba de cuadrar la fusión de los conceptos informativo e infantil. De hecho, que lo que se cuestione sea el contenido de esa cosa en lugar de la existencia misma de un informativo para niños -que provoca alergia solo con escribirlo- vendría a demostrar hasta qué punto (del pasado) hemos llegado. La combinación, en cualquier caso, es tan sugerente como un sorbete de chipotle. Estén atentos a sus pantallas, a ver qué dice el Info K sobre la matanza de Washington o sobre las declaraciones de Duch y el desencaje de Cataluña en Europa. Sostres, la conciencia crítica independentismo, evita el tema y se chotea de la repercusión internacional de la cadena para concluir que, de momento, "no hace falta que España se moleste en mandarnos los tanques".

Abc dedica portada, editorial, artículos e informaciones de sus periodistas catalanes al declive electoral del PSC en los últimos años. El diario está atento a los movimientos tácticos de los socialistas catalanes y a la creciente influencia de las tesis de Nicaragua en Ferraz. La apuesta de Navarro por la vía federal, la reforma de la Constitución como doctrina de partido y el abordaje del problema catalán sin restricciones serían la evidencia del viraje socialista. Joan Carles Valero recoge en un artículo en la edición catalana de Abc algunas de las consecuencias económicas de una ruptura no pactada y predice que Fomento del Trabajo no suscribirá el documento de Rigol, confiado al pragmatismo de la patronal.

El País, por su parte, editorializa sobre el veto europeo a la secesión y recomienda que Bruselas supla "el déficit de información solvente" en materia legal y económica. Muy recomendable resulta la lectura del informe "Independencia: ¿infierno o paraíso?", de Francesc Moreno, que se puede consultar en CRÓNICA GLOBAL, para quien esté interesado en el debate más importante de los próximos meses. Los economistas de la Generalidad se han puesto manos a la obra y agitan (un tanto improvisadamente) la "solución" escocesa. No parece que las alternativas de la libra sean las mismas que las del euro, pero ni el Ara ni El Punt Avui están para demasiadas sutilezas.

La Vanguardia, en cambio, apuesta por una información de largo recorrido: "CDC plantea a Esquerra presentarse juntos a las europeas". El diario repasa las implicaciones de tal operativo, que incluyen los movimientos de Unió para presentarse con el PNV. Francesc de Carreras constata en su artículo que "una gran mayoría de catalanes quieren votar", pero advierte que la "soberanía está en el pueblo español", por lo que sugiere explorar la vía del artículo 92 de la Constitución, el que dicta en el punto 1 que las decisiones de especial trascendencia podrán ser sometidas a "referéndum consultivo" de "todos los ciudadanos". Topa, sin embargo, con las consideraciones en el mismo diario de Salvador Cardús, quien, a un paso de la cima, concede en explicarnos que la legalidad no tiene futuro frente a la legitimidad, que "el choque es político, que no jurídico" y que la cosa está en su punto: "No puede decirse que el soberanismo lo tenga fácil, no. Pero es cierto que nunca se había podido sentir tan cerca de la victoria final".

Todo esto el día que los obituarios recogen el fallecimiento de Martín de Riquer y Eduardo García de Enterría.