El verdadero origen del pan con tomate o "pantumaca"

Un artículo de El País apunta que el independentismo quiere convertir Cataluña en una plaza Tahir si no hay avances significativos antes de la próxima Diada; El Punt Avui descubre la "vía eritrea".

6 min
Pablo Planas
Martes, 24.09.2013 08:36

Los esbozos de nuevas alianzas en la política catalana vertebran la actividad editorial de los diarios. Los ecos del artículo de Duran en La Vanguardia, la propuesta del PP de crear una plataforma ciudadana contra la independencia y las tensiones en el PSC, más propenso a sumarse a la vía socialcristiana que a Ciudadanos y PP, son los aspectos novedosos de una trama que habían monopolizado hasta ahora Mas y Junqueras. En circunstancias de tanteo, los columnistas habituales se balancean entre lo conveniente y lo ideal. Así, Juan Carlos Girauta reivindica en Abc el nombre de Arcadi Espada y la autoría del articulista de El Mundoen la creación de Ciudadanos, "verdadera alternativa al nacionalismo". Es el de Girauta un texto relevante en el diario monárquico, más propenso a alentar al PP que a cebar a Ciudadanos, a cuyo líder bautiza Girauta como "faro del constitucionalismo catalán".

Empieza a ser un lugar común la creencia de que Ciudadanos habría desbordado ya al PP e incluso al PSC y así lo reflejan los elogios de Girauta. Otros analistas, en cambio, subrayan que la encuesta sobre la que se funda el sorpasso es en realidad un sondeo en internet de la Ser. Que la alianza constitucionalista en su fórmula de acuerdo de partidos tiene pocas o ninguna posibilidad de materializarse lo deja claro el editorial de El Mundo, que lamenta la división frente al soberanismo y la creciente disparidad entre el PSOE y el PSC sobre la cuestión catalana. Todos los periódicos recogen el movimiento táctico de acercamiento a Duran de los socialistas catalanes, así como la sentencia de Felipe González contra la independencia de Cataluña. Entre el trío compuesto por Corcuera, Zapatero y González y el derecho a decidir, Collboni, Navarro y Lucena (otro tridente) han optado por lo segundo, convencidos de que en el banderín de enganche de la autodeterminación está la centralidad perdida. Hace días que se daba por sentado un paso en esa dirección por parte del PSC que el artículo de Duran habría precipitado.

En El Periódico avanzan algunas claves del Debate de Política General en el Parlamento autonómico de Cataluña, que comienza mañana. ERC y CiU habrían alcanzado un cierto consenso para acentuar los perfiles sociales del discurso soberanista. Probablemente una eficaz cortina de humo para un gobierno y unos aliados que en el lapso de un año han sido incapaces de elaborar una sola propuesta legislativa. Estimulante, por raro tambíén, resulta el artículo del director adjunto de ese diario, Albert Sáez. En un texto que destila afán de concordia descubre a sus lectores el origen del pan con tomate. Según su versión, el hallazgo del "pantumaca" (que es como se escribe en los bares de Madrid) se debería al feliz encuentro entre los obreros murcianos y los del Pirineo catalán que construyeron el Metro de Barcelona en la década de los veinte. Aborda Sáez, en realidad, una de las cuestiones más complejas de la gastronomía española, a la altura de las polémicas en torno a la primera tortilla de patatas de la historia y con argumentos a priori incontestables sobre la fusión huerta-montaña que se habría producido en las catacumbas de lo que aún hoy en día es la "Plaza de España" de Barcelona.

La Vanguardia saca partido, obviamente, del artículo de Duran, da por sentada la entente Unió-PSC pero incide en que la "tercera vía" requeriría la complicidad de Rajoy. Sin embargo, es en la contra y no en la portada donde se halla la más singular aportación del periódico de Godó. Indescriptible entrevista a un lama tibetano que recomienda en caso de necesidad eyacular una vez cada dos días, menos en primavera, ojo, estación en la que se habría de reducir la frecuencia a una vez cada dos semanas "como mucho".

En El País aporta Enric Company un artículo que esconde una noticia: si no hay avances significativos en el proceso, en el frente soberanista se especula con una ocupación popular de las plazas de Cataluña el próximo Onze de Setembre. El propósito sería forzar un compromiso de fecha para la consulta o, en su defecto, el uso de la fuerza por parte del Estado.

Más centrados en la pregunta que en la fecha están en El Punt Avui. Se configuran nuevos referentes. Québec pasó a la historia. Eritrea y Sudán del Sur son los ejemplos a seguir. ¿Que no? Lean el reportaje titulado "Secesión comparada". Se enterarán de que la pregunta en Sudán fue un ejemplo incomparable de respeto a la legalidad y tradición democrática. "¿Unidad o secesión?", aseguran que fue el enunciado. ¿Se habrá enterado Duran?. En el Ara, para regocijo de La Vanguardia, convierten el artículo del líder de Unió en el argumento principal de su portada. "Duran abre la batalla de la pregunta con Mas", titulan. Señales inequívocas de que al soberanismo le preocupa más la desafección de última hora de Unió que los pactos y plataformas del bloque "unionista", según la nomenclatura de batalla que emplea el columnismo independentista. También se detectan las primeras señales, aún tímidas, de que el nacionalismo comienza a soñar tortillas, en la más genuina tradición intelectual de Pompeius Gener, el que inspirado por un tío materno intentó cruzar loros y palomas para lograr una especie animal que ofreciera lo que hoy sería un mensaje de texto con voz. La propensión a experimentos de ese tipo es lo que se desprende de la insistencia en priorizar el contenido de la pregunta sobre la fecha de la consulta.

La bofetada de realidad es el secuestro en Siria del corresponsal de guerra Marc Marginedas, de El Periódico. No se tienen noticias de él desde el pasado 4 de septiembre y se afirma que está en manos de un grupo yihadista.

En necrológicas, Mutis.

Comentar