En época del tripartito

Fiscalía denuncia a la Generalidad por amañar presuntamente un concurso público

Según la denuncia, responsables de un organismo dependiente de la Consejería de Innovación, Universidades y Empresa -entonces en manos de ERC- filtraron a una distribuidora de Telefónica datos imprescindibles para ganar un concurso de adjudicación.

3 min
Redacción
Martes, 17.09.2013 17:43

La Fiscalía de Barcelona ha denunciado a la Generalidad por presuntamente haber cometido irregularidades en un concurso público que acabó adjudicando a Telefónica. Según los indicios del fiscal, desde la Administración autonómica se filtró a la empresa información decisiva para obtener mejor puntuación en el concurso, con lo cual se habría incurrido en los presuntos delitos de falsedad documental, alteración en los precios en concurso y prevaricación.

En la denuncia, con fecha de este lunes, se aprecian "supuestas irregularidades en diversos procedimientos de contratación pública en los que habría intervenido la empresa Telefónica Soluciones de Informática y Telecomunicaciones, SAU" y la Generalidad de Cataluña.

En concreto, la fiscalía explica que el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CCTI) -organismo dependiente de la Consejería de Empresa y Empleo -que entonces, en 2009, se llamaba Consejería de Innovación, Universidades y Empresa y encabezaba Joan Huguet (ERC)-, "estaba interesado en adquirir una herramienta" con el objetivo de "adecuar los distintos departamentos de la Generalidad a la normativa reguladora de la protección de datos personales".

Concurso "decidido y determinado de antemano"

El CTTI contactó, según la fiscalía, con la empresa Ecija, distribuidora de Telefónica, para adquirir una herramienta concreta, "habiendo llegado incluso" a pedir precio por ella. Posteriormente, la Generalidad convocó en 2009 un concurso para esta adquisición, al que, además de Telefónica, se presentaron dos empresas más: Dominion Tecnologías, SLU (Dominion) y GMV Soluciones Globales Internet, S.A. (GMV).

Pero el concurso "era meramente formal pues estaba decidido y determinado ya de antemano" a Ecija o, en su caso, a Telefónica, "convirtiendo así en simple apariencia los principios de transparencia, competencia y libertad de concurrencia". La denuncia de la fiscalía añade que "Ecija, que tenía firmado un acuerdo de distribución de la herramienta en exclusividad con Telefónica, elaboró y presentó la oferta técnica bajo el logotipo de esta última compañía, quien, a su vez, era perfecta conocedora del acuerdo previo existente entre su proveedora y el CTTI".

La fiscalía añade aun otros detalles. Según la denuncia, la oferta presentada a la Generalidad incluia "por error" un precio "superior al que previamente se había pactado entre Ecija y el CTTI". A partir de ese momento, ambas partes mantuvieron "un intenso intercambio de correos en los que quedó patente el acuerdo previo existente", así como "el interés de todas las partes en corregir la oferta ya presentada a fin de que fuera Telefónica la adjudicataria final del concurso".

Una "oferta hecha a medida"

Según la Fiscalía, el CTTI llegó "hasta el punto de indicar las modificaciones y apartados" que se tenían que incluir en la oferta para ser "diferenciadores del resto de los licitadores". Estos contactos llevaron a sustituir "la oferta original por otra hecha a la medida", incluso después de la apertura de plicas.

La denuncia va dirigida contra tres responsables del CTTI, el entonces director gerente José Luis Checa López y dos subordinados suyos, Silvia Garre Gui y Tomás Roy Català; el socio director de Ecija, Álvaro Ecija Bernal, los directivos de Telefónica Francisco Ginel Feito y Juan Miguel Velasco López-Urda, y los comerciales de la misma empresa Mariano Yaguez Insa y Jordi Graña Huguer. Todos ellos están denunciados por los mismos delitos.