ERC avala los contactos de Mas con el Gobierno, pero le advierte de que la consulta se tiene que hacer en 2014

Junqueras exige que la consulta tenga una sola pregunta y no se plantea "ningún escenario" que no se el de celebrar un referéndum en 2014.

3 min
Oriol Junqueras, junto al periodista Jordi Basté de RAC1
Redacción
Lunes, 9.09.2013 18:02

ERC ha dado públicamente apoyo este lunes a los contactos que ha mantenido recientemente el presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), en relación a una futura consulta sobre la independencia de Cataluña. Pero también han dejado claro que este apoyo no será incondicional. Más concretamente, han advertido a sus aliados de CiU de que la consulta no puede demorarse más allá de 2014, y que esta tiene que tener una sola pregunta.

Las advertencias de los independentistas han llegado por una doble vía. En rueda de prensa posterior a la reunión de la ejecutiva de ERC, la portavoz del partido, Anna Simó, ha avalado las conversaciones entre Mas y Rajoy, e incluso ha considerado que sería "óptimo" que estas condujeran a un referéndum pactado entre la Generalidad y el Gobierno. Pero también ha precisado que, independientemente de la respuesta de Rajoy, el Ejecutivo autonómico tiene un "mandato" para dar la voz a los ciudadanos en 2014.

Este "mandato" del cual habla Simó hace referencia al pacto de gobernabilidad firmado entre CiU y ERC a comienzos de la legislatura. Como ha recordado la portavoz independentista, el acuerdo establece que los dos partidos tienen que haber cerrado una fecha -dentro de 2014- y una pregunta concreta antes de final de este año. Aunque este pacto también contempla que la fecha podría atrasarse, con el visto bueno de los dos partidos, si "el contexto socioeconómico y político requiriera una prórroga".

Junqueras: "No nos planteamos ningún escenario que no sea el de la consulta"

Anteriormente, el presidente de la formación, Oriol Junqueras, desde los micrófonos de RAC1, ya había marcado el camino al reiterar -ya lo ha dicho otras veces los últimos días- que dentro de ERC "no nos planteamos ningún escenario que no sea el de la consulta", en referencia a las palabras de la semana pasada de Mas, cuando este parecía renunciar al referéndum secesionista para sustituirlo por unas elecciones autonómicas planteadas con carácter de plebiscito.

Un referéndum, además, que para Junqueras tiene que tener una sola pregunta: "Si hacemos más de una pregunta, estamos haciendo más de un referéndum". Una precisión nada casual, después de que algunas informaciones sobre los contactos entre Mas y Rajoy hayan explicado que estos estarían negociando una consulta multipregunta.

En este sentido, Junqueras también ha asegurado que "la pregunta no tiene que generar dudas ni entre los ciudadanos ni entre la comunidad internacional", y ha insistido en que tiene que ser "una pregunta clara, que entienda todo el mundo".