Gobierno de Francia: el independentismo catalán es un "asunto interno" de España

El Gobierno sigue recogiendo apoyos internacionales frente al proyecto secesionista impulsado por el presidente de la Generalidad.

4 min
García-Margallo y Fabius, este miércoles, en París
Redacción / Agencias
Miércoles, 18.09.2013 21:12

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Laurent Fabius (PS), ha señalado este miércoles que el movimiento independentista catalán es una cuestión interna de España que debe ser gestionada por el Gobierno.

"Lo que ocurre en Cataluña es un asunto interno español y tenemos toda la confianza en que el Gobierno español sabrá encontrar una solución", ha indicado durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo español, José Manuel García-Margallo, tras una reunión que ambos han mantenido en París (Francia), y en la que, entre otros temas, han abordado el de las reivindicaciones independentistas.

Por su parte, García-Margallo ha recordado que la apuesta independentista de los partidos nacionalistas "no conduce a ninguna parte" y ha apelado a las declaraciones que diversos responsables de la Unión Europea han realizado en los últimos días, advirtiendo de que la secesión supondría la salida de Cataluña de la UE.

García-Margallo: "Adéu Espanya és adéu Europa"

García-Margallo ha señalado que "Cataluña siempre ha mirado a Europa", y ha subrayado que los tratados comunitarios son claros a la hora de señalar que la escisión de una parte de un territorio conlleva la salida de este de la UE. "Adéu Espanya és adéu Europa", ha añadido, parafraseando al poeta Joan Maragall.

En un encuentro anterior con medios españoles, el ministro de Asuntos Exteriores se ha mostrado convencido por sus contactos con interlocutores franceses de que, si se diera en Francia un caso de intento de secesión similar al de los nacionalistas catalanes, la respuesta de las autoridades francesas sería la misma que ha dado el Gobierno.

García-Margallo ha explicado la posición del Gobierno en relación al independentismo catalán a los diputados de la Comisión de Exteriores de la Asamblea Nacional francesa, quienes "la han entendido perfectamente, porque en Francia pasaría lo mismo", ha asegurado.

También ha reconocido que el hecho de que le preguntaran sobre esta cuestión es una muestra de que "el tema preocupa" y que todos los interlocutores europeos con los que ha hablado coinciden en que "no es una buena noticia", aunque están de acuerdo en que "cualquier parte del territorio que se separa de los estados miembros, no es que sea expulsado, es que queda automáticamente excluido de la UE".

García-Margallo ha subrayado que en la UE solo se contemplan tres supuestos para el ejercicio del derecho a la autodeterminación: el caso de territorios colonizados; el de territorios ocupados militarmente, o el caso de territorios en los que se niegan los derechos y las libertades fundamentales a los ciudadanos. "Ninguno de esos tres supuestos se da en el caso de Cataluña", ha zanjado.

Barnier: "Bruselas no debe meterse donde no la llaman"

Por otra parte, el comisario de Mercado Interior y Servicios Financieros de la UE, el francés Michel Barnier, ha reiterado este martes la posición de la Comisión Europea.

"Si una región se separa de un Estado miembro y se independiza, sale de facto de la UE y necesitará un nuevo tratado de adhesión", ha apuntado en una rueda de prensa.

Preguntado sobre el caso concreto del independentismo catalán, Barnier ha reconocido que desde la Comisión Europea están "siguiendo esta cuestión con mucha atención" y que solo se pronunciarán sobre un caso concreto "cuando se presente un escenario jurídico decidido".

Sin embargo, ha insistido en que la Comisión Europea no se pronuncia sobre cuestiones internas de los estados miembros. "Esto es un asunto de la soberanía de cada país que hay que respetar, Bruselas no se debe meter donde no la llaman", ha sentenciado.