La CUP llama a la "desobediencia civil"

David Fernández da espectáculo en el Parlamento autonómico: camiseta reivindicativa, advertencia de Gispert y show final con la venta de cupones. El propio Mas se contagia y bromea con el carácter asambleario de la CUP.

3 min
El diputado autonómico de la CUP David Fernández, este jueves, en su intervención en el Parlamento autonómico
Carles Bellsolà
Jueves, 26.09.2013 20:48

El diputado autonómico de la CUP David Fernández ha mostrado este jueves su cara más combativa en el Debate sobre Política General del Parlamento autonómico al hacer un llamamiento a la "desobediencia civil" de los catalanes, en relación al proceso independentista. También ha mostrado su cara más dada al espectáculo: ha lucido camisetas reivindicativas, ha conseguido que le llame la atención la presidenta de la Cámara autonómica y, como final de fiesta, ha pedido a los diputados autonómicos que le compren cupones para ayudar a los maestros baleares en huelga.

"No podemos poner puertas a la libertad política de este pueblo. Hay que hacer desobediencia civil", ha dicho rotundamente Fernández desde la tribuna de oradores, en referencia al proceso que impulsan los partidos catalanes favorables a celebrar un referéndum y favorables a la propia independencia. "Algún día habrá que desobedecer", ha repetido.

También en relación a la independencia, Fernández ha sorprendido a la audiencia cuando ha asegurado que la CUP son "federalistas". Después de una pausa dramática, lo ha aclarado: son partidarios de que Cataluña forme una confederación con el resto de los territorios "de los Países Catalanes".

Igualmente combativo ha sido el diputado cupaire en relación a la política social y económica. Ha señalado que "los recortes de los presupuestos prorrogados equivalen al 1% de la fortuna de los catalanes más ricos", ha criticado las políticas de ajuste y privatizaciones porque, según ha dicho, "la estrategia del capital es colonizar el Estado en beneficio de los mercados", y ha concluido con otra frase explosiva: "Estamos ante una externalización del Gobierno [autonómico], Price Waterhouse Coopers".

El incidente de la camiseta verde

Después de su primera intervención, Fernández ha intentado desplegar sobre la tribuna de oradores una camiseta con un lema de apoyo a los maestros baleares en huelga contra la política lingüística del Gobierno autonómico. Cosa que le ha impedido la presidenta de la Cámara autonómica, Núria de Gispert, que le ha indicado que una cosa es llevar camisetas reivindicativas, y otra muy diferente lo que pretendía hacer.

Fernández ha tomado al pie de la letra las palabras de De Gispert: en su segunda réplica a Mas, ha llevado puesta la camiseta de la disputa. El propio presidente de la Generalidad se ha contagiado de la afición del cupaire por el espectáculo: ha ironizado sobre el carácter asambleario de la CUP, cuando le ha echado en cara que el resto de partidos que apoyan al referéndum por la independencia a veces les han "de esperar" porque les cuesta tomar sus propias decisiones.

Como punto final, la apoteosis: Fernández ha acabado su intervención sacándose del bolsillo un talonario de cupones para recolectar dinero para los maestros baleares en huelga. Ha explicado que cada cupón costaba "un euro" y ha pedido a los diputados autonómicos que, puesto que "sus sueldos lo permiten", contribuyeran.

Comentar