La justicia obliga a cumplir la ley de banderas al Ayuntamiento de Agramunt

La Delegación del Gobierno gana el contencioso-administrativo que había planteado después de que el Ayuntamiento intentara burlar la norma que establece que la bandera de España debe ondear en un lugar destacado y visible en la fachada del edificio consistorial.

2 min
Fachada del Ayuntamiento de Agramunt (Lérida), con las banderas de los estados miembros de la Unión Europea, además de la de Cataluña y la de la Unión Europea
Redacción
Martes, 17.09.2013 20:58
El Ayuntamiento de Agramunt (Lérida) tendrá que izar la bandera de España en un lugar destacado y visible, además de preeminente, tal y como establece la Ley 39/1981, de 28 de octubre, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas. Así se lo ha recordado el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Lérida, en una sentencia conocida este martes, que ha dado la razón a la Delegación del Gobierno.

Desde el Consistorio ilerdense se había intentado saltar el cumplimiento de la ley de banderas izando las 28 enseñas de la Unión Europea (UE). Esta fue la respuesta a un primer requerimiento de la Delegación del Gobierno para que el Ayuntamiento cumpliera la legalidad, que establece que la bandera de España debe ondear en la fachada de las casas consistoriales. Hasta entonces, la bandera no tenía presencia en la fachada.

El intento de saltarse la ley por parte del Consistorio ha chocado ahora con la legalidad. Así lo ha señalado el tribunal que da la razón a la Delegación del Gobierno porque considera que la visibilidad de la bandera de España respecto al resto de enseñas era "prácticamente inexistente dada la interferencia visual que genera la colocación de 28 banderas más en un espacio reducido, cual es el balcón de la Casa Consistorial".

"Burlar" la ley con su actuación

En este sentido, el juzgado ha estimado que el Ayuntamiento pretendió "burlar con su actuación" la legislación en materia de banderas y ha impuesto las costas del pleito al Ayuntamiento ilerdense, que deberá pagar un máximo de 200 euros.

La decisión del Ayuntamiento de Agramunt fue acordada hace unos meses por el Gobierno municipal, en manos de Acord d’Esquerra-AM (una coalición liderada por ERC), que ahora tendrá que rectificar. En caso de que su alcalde, Bernat Solé, se niegue a cumplir la ley y la sentencia se expone a una sanción económica y a una inhabilitación para cargo público.

En septiembre de 2012, el pleno municipal de la población ilerdense apoyó una moción para mantener izada la estelada en el balcón del Ayuntamiento hasta conseguir la secesión de Cataluña. La propuesta recibió el apoyo de Acord d’Esquerra-AM y CiU, mientras que el PSC se abstuvo y el PP se opuso.
Comentar