Mas tira de consigna de 1714: "¡Hasta conseguirlo!"

Mas equipara el proceso secesionista del siglo XXI con las palabras de Luther King y lo relaciona con la Guerra de Sucesión del siglo XVIII. Para el presidente de la Generalidad, el "I have a dream" se quedará corto comparándolo con la Via Catalana y anima a los ciudadanos a conseguir el "sueño catalán" con un lema bélico de 1714.

4 min
Mas, De Gispert y Trias, en la inauguración del Centro Cultural del Borne
Redacción
Martes, 10.09.2013 09:36

El presidente del Ejecutivo autonómico, Artur Mas (CiU), ha augurado, con motivo de la inauguración del nuevo Centro Cultural del Borne (Barcelona), que "el siglo XXI será el siglo en que Cataluña recuperará su plena libertad", no a través de las armas ni de la violencia, sino mediante "la democracia, el civismo, el espíritu cívico y la movilización".

Así, el presidente de la Generalidad, este lunes, en una acto que marca el inicio de la conmemoración del tricentenario del 1714, ha indicado que "es cierto que hace 300 años nos derrotaron, pero no fue una derrota total ni definitiva, porque no nos conformamos con la derrota".

Mas ha enarbolado un discurso sobre el "sueño de la libertad recuperada" que le ha servido para relacionar la Via Catalana con la marcha promovida por el líder del movimiento por los derechos civiles de la población afroamericana, Martin Luther King. Los 200.000 manifestantes que apoyaron a M. L. King y se conmovieron con su "I have a dream" se quedarán cortos en comparación con una "vía catalana"que impresionará al mundo, ha añadido.

La recuperación del Borne en tanto que "espacio simbólico", en comunión y por su proximidad con el Parque de la Ciudadela, ha sido interpretada por Mas como "la mejor manera de empezar los actos de la Diada", puesto que de ese modo la "derrota de Barcelona y la pérdida de libertades y de las instituciones" contará, ahora, con dos centros representatvios de una "historia" de represión que llegará a su fin en el siglo XXI.

El nuevo Borne, "un ejemplo de ambición, osadía y audacia"

Con la inauguración del Borne Centro Cultural, ubicado en el antiguo Mercado del Borne, se abre al público una recreación de los hechos más destacados del período histórico de la Guerra de Sucesión. El Ayuntamiento de Barcelona, titular del centro cultural, invita a los usuarios a reflexionar sobre el pasado, el presente y el futuro de Barcelona y de Cataluña.

Así lo ha defendido Xavier Trias (CiU), alcalde de la ciudad, quien considera que el equipamiento "es un buen ejemplo de la ambición, la osadía y la audacia, que debemos tener siempre como país y, especialmente, como capital de Cataluña".

Además del primer edil barcelonés y el presidente de la Generalidad, al acto han asistido la presidenta del Parlamento autonómico, Núria de Gispert (CiU), y el teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación, Jaume Ciurana (CiU), entre otros.

Entre lemas bélicos y cacerolas

El nuevo centro cultural ha empezado su andadura con el espectáculo L'Auca del Born, dirigido por Jordi Casanovas, que recrea el asedio de Barcelona en 1714. Dos exposiciones aportan el contenido al nuevo equipamiento en vísperas de la Diada: "Barcelona 1700. De las piedras a las personas", que muestra la vida cotidiana de las barceloneses de la época; y "¡Hasta conseguirlo! El sitio de 1714", que recrea de un modo "didáctico" el asedio.

Tirando de este último lema, Mas lo ha parafraseado en su intervención. Un grito de guerra de los combatientes: "Donec Perficiam [¡Hasta conseguirlo!]". De esta manera el presidente autonómico ha hecho un llamamiento a la movilización y la perserverencia con el fin de ver cumplido el "sueño catalán"... en 2014.

Finalmente, en contraste con la solemnidad y la congratulación exhibida por los representantes políticos, cientos de trabajadores de la constructora Sapic y un colectivo de vecinos insatisfechos con el proyecto, aprovecharon el acto para manifestar su indignación, cacerolada mediante, ante lo que han considerado una maniobra más para vender la ciudad al turismo y eliminar, de paso, 300 plazas de aparcamiento en el barrio para los residentes.