La Oficina Antifraude de Cataluña investiga las donaciones entregadas a las fundaciones de los partidos en los últimos diez años

También ha abierto un expediente para analizar el incremento exponencial de la facturación a la Generalidad registrada por la empresa en la que es directivo el cuñado de Artur Mas. CiU recibió el 41,8% de las donaciones anónimas recaudadas por todos los partidos de España entre 1987 y 2007. La fiscalía considera que CDC utilizó su fundación, la Trias Fargas -ahora, CatDem- para financiarse ilegalmente.

3 min
El director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso
Redacción
Miércoles, 25.09.2013 17:35

El director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, ha anunciado este miércoles la puesta en marcha de una investigación específica a todas las fundaciones y asociaciones vinculadas a partidos políticos "con sede" en Cataluña.

Se trata de una iniciativa inédita, en el sentido de que se ha abierto de oficio, y no a raíz de una denuncia.

Durante una entrevista en La Sexta, De Alfonso ha explicado que la investigación se ha ordenado "hace cuatro días" y se centrará en las donaciones realizadas en los últimos diez años.

Para ello, la OAC elaborará un "listado de todas las asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro", una tarea que el magistrado ha calificado "de chinos", por el gran volumen de información que manejará y los "escasos" recursos de la institución autonómica.

Respecto al espectacular aumento de la facturación a la Generalidad que ha registrado la empresa en la que es directivo el cuñado de Artur Mas -ha pasado de facturar 9,1 millones en 2010, a 322 millones entre 2011 y 2012-, De Alfonso ha señalado que la OAC "ha abierto una investigación".

El caso Palau como paradigma

Desde la recuperación de la democracia ha planeado la sospecha de que los partidos políticos han utilizado las fundaciones como canal para financiarse irregularmente mediante donaciones anónimas. Unas donaciones que, en ocasiones, podrían responder al pago de comisiones ilegales a cambio de la concesión de adjudicaciones públicas.

El caso Palau de la Música sería uno de esos ejemplos. Parte de los 6,6 millones de euros que la fiscalía considera que CDC recibió como comisiones ilegales se vehicularon a través de la Fundació Trias Fargas, actualmente CatDem.

De hecho, el Informe de fiscalización de los estados contables de los partidos políticos y de las donaciones percibidas por las fundaciones vinculadas orgánicamente correspondiente al ejercicio 2008, que ha hecho público el Tribunal de Cuentas en julio pasado, también destaca que CiU ha sido incapaz de justificar debidamente los motivos por los que recibió 1,9 millones de euros en ese año procedentes de cuatro fundaciones. Algunas de ellas, a su vez, habían recibido donaciones multimillonarias de la trama de corrupción urdida en torno al Palau de la Música.

CiU, especialista en donaciones anónimas

La entrada en vigor de la Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, sobre financiación de los partidos políticos, supuso la eliminación de las donaciones anónimas a los partidos.

Hasta entonces, estaban permitidas, con el límite de que una misma persona física o jurídica no podía entregar a una formación política cantidades superiores a los 60.101,21 euros anuales, aunque en la práctica era muy difícil controlar ese límite.

Este cambio legislativo supuso un duro golpe a las finanzas de CiU. Según los datos publicados por el Tribunal de Cuentas, entre 1987 y 2007, CiU recaudó 41,9 millones de euros en donaciones anónimas.

Sorprendentemente, esta cantidad supone el 41,8% de los 100,3 millones de euros recibidos por ese concepto por todos los partidos políticos españoles con representación en las Cortes Generales a lo largo de ese período, a pesar de que la federación nacionalista ostentaba una representación de entre el 3% y el 5% a nivel nacional.

Comentar