Las pensiones, según la economía

Los precios públicos no subirán según el IPC

Con el objetivo de controlar la inflación, el Gobierno desliga del IPC los precios de los servicios públicos. Esta decisión no afectará a las pensiones, aunque sí lo hará otra reforma aprobada este viernes que limita la actualización de las pensiones a la marcha de la economía.

3 min
Redacción
Viernes, 27.09.2013 17:27

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes -en paralelo al proyecto de presupuestos de 2014- el anteproyecto de la Ley de Desindexación de la Economía, que desligará a partir de enero los precios de los servicios públicos del incremento del IPC. Una desvinculación que se aplicará a los servicios de todas las administraciones públicas, pero que, como ha remarcado el Ejecutivo, no tendrá efecto en pensiones, sueldos de trabajadores públicos ni en la negociación colectiva.

El anteproyecto contempla crear un nuevo índice, el Índice de Garantía de la Competitividad, que sustituirá al IPC, y que oscilará entre "el 0% y el 2%", según el Ministerio de Economía y Competitividad.

Este índice se aplicará directamente a los contratos de las administraciones y a los precios públicos regulados, y el Gobierno espera en que sirva de referencia también para los contratos privados. En este sentido, será de obligado cumplimiento en los contratos con una cláusula de revisión, pero que no especifiquen cuál, y será de aplicación voluntaria para el resto.

No afectará a la negociación colectiva

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha remarcado que "la desindexacion no afectará a pensiones ni sueldos de funcionarios". Tampoco será de obligado cumplimiento en la negociación colectiva, es decir, en los sueldos de los asalariados del sector privado. Igualmente, no se aplicará en impuestos ni instrumentos financieros.

De Guindos ha cifrado en "35.000 millones de euros" la incidencia de esta medida. Pero ha destacado que, más aun que la cifra concreta, lo importante es el "cambio de mentalidad desde el punto de vista de los intangibles" que representa.

Aunque la Ley de Desindexación no afecta a las pensiones, estas se verán afectadas por otra vía, con la reforma de las pensiones en la que también está trabajando el Gobierno, y cuyo anteproyecto también se ha presentado hoy. Según ha explicado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, se "condiciona la evolución de las pensiones a la evolución económica". Pero ha negado que esto represente un perjuicio para los pensionistas.

Montoro no concreta cuánto subirán las pensiones

"No vivimos mejor porque suba nuestra renta nominal", ha sostenido Montoro, que ha llamado a "salir de la mentalidad inflacionista", que, según ha dicho, por un aumento "de unas décimas", no garantiza el "presente y el futuro" de las pensiones.

A la vez, Montoro ha evitado especificar cuánto subirán las pensiones este 2014. Según la reforma en marcha, deberían hacerlo un 0,25%, claramente por debajo de la inflación de los últimos años, que ha rondado el 3%. Pero en la rueda de prensa le han preguntado directamente qué incremento se ha contemplado en los presupuestos de 2014.

Montoro ha evitado dar el dato que le pedían, y se ha defendido señalando que "derivar que esta ley lleva a la pérdida de poder adquisitivo es un error, es no confiar en la recuperación económica". También ha asegurado que el aumento de la inflación será menor en los próximos años.