Ajuste de 1.700 millones

Mas-Colell confirma que los funcionarios seguirán sin paga extra un año más

Los trabajadores públicos de la Generalitat tendrán que afrontar un tercer año seguido cobrando una paga extra menos. Así lo ha confirmado este miércoles el consejero Mas-Colell, que ha previsto aumentar con nuevos impuestos y con "acción política" en Madrid para que el Gobierno pague más a la Generalidad. Todo ello, mientras los sindicatos denuncian futuros posibles despidos de interinos.

5 min
El consejero Mas-Colell, este miércoles en el programa 'Els Matins'
Redacción
Miércoles, 18.09.2013 18:21

Si alguien tenía esperanzas de que la época de los recortes había llegado a su fin, el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell (CiU), se ha encargado de hacerle volver a la realidad. Según ha explicado él mismo, la Generalidad mantendrá por tercer año consecutivo el recorte de una paga extra a los trabajadores públicos. Y, además, aplicará un ajuste adicional, de 1.700 millones de euros.

"Tendremos que repetir las medidas salariales del año pasado", ha dejado muy claro Mas-Colell, en una entrevista en el programa Els matins de TV3. Preguntado por si esto significaba que los trabajadores públicos seguirán sin paga, el consejero ha sido tajante: "Exactamente", ha dicho.

Con estas palabras, de hecho, Mas-Colell solo ha confirmado ahora lo que ya dio casi por hecho este verano: "Como pintan las cosas, yo creo que lo que hemos hecho dos años lo tendremos que repetir tres", dijo en julio, también refiriéndose a la eliminación de una paga extra a los trabajadores públicos.

La culpa, de Madrid

El consejero también ha pretendido explicar el porqué de estas medidas. Ha dicho que la Generalidad no prevé reducir el gasto del año que viene, que se mantendrá exactamente como hasta ahora: "19.800 millones de euros para el total de los departamentos". Y ha añadido que, si no hay reducción del gasto pero aun así hay que hacer un nuevo ajuste, es porque el Gobierno ha reducido el objetivo de déficit para el ejercicio de 2014, que será del 1%, en lugar del 1,58% de 2013.

Más-Colell ha señalado que este recorte se repetirá "en contraste con lo que hace Gobierno central", lo que para él es "un signo de hasta qué punto la gestión fiscal del Estado es sesgada". Y aquí no se han acabado las recriminaciones al Gobierno: "También contaremos con menos recursos finalistas, es decir, los que vienen de Madrid", ha dicho el consejero, que calcula que, en total, "habrá que cubrir 1.600 ó 1.700 millones".

Si no se prevé reducir el gasto, solo queda la opción de aumentar los ingresos. Y esto es lo que hará la Generalidad, según ha confirmado el consejero. Y contempla dos vías para hacerlo, "nuevos impuestos y acción política". Es decir, una vía que que depende del Ejecutivo autonómico, y otra que no.

Impuestos, ventas y privatizaciones

En cuanto a los nuevos impuestos, Mas-Colell ha recordado que en 2014 se recupera el de sucesiones y se aplican al menos tres nuevas tasas medioambientales, sobre las emisiones contaminantes, el despegue de aviones y la energía nuclear. Además, y según ha dicho Mas-Colell, la Generalidad estudia nuevos impuestos y tasas que no ha querido detallar. Pero con estos nuevos impuestos "no podremos cubrirlo todo, ni mucho menos", ha dicho el consejero, que también ha anunciado "acciones puntuales" en forma de ventas de patrimonio, privatizaciones o concesiones .

En cuanto a "la acción política", el consejero ha dicho que reclamará al Gobierno en "cuatro frentes". Por un lado, que abone la compensación por las inversiones no realizadas según la Disposición Adicional Tercera del Estatuto -que no es de obligado cumplimiento-, y otra compensación por la tasa sobre los depósitos bancarios aprobada por la Generalidad e impugnada por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional. Sobre este impuesto anulado, Mas-Colell ha señalado que el Gobierno "está compensando a otras autonomías y reclamamos que nos compense a nosotros".

Además, Mas-Colell prevé presionar para que el Gobierno aumente el anticipo sobre los ingresos previstos para el año próximo, que es inferior al del año anterior, y que cree que "no se corresponde" con las previsiones "optimistas" del Gobierno sobre la marcha de la economía. Finalmente, Mas-Colell ha señalado que en 2014 toca revisar el modelo de financiación autonómica. Un modelo que ahora considera "sesgado en contra del Mediterráneo y de las comunidades autónomas que generan más impuestos".

UGT ataca la "incompetencia" de la Generalidad

Los anuncios de Mas-Colell han sido contestados enseguida desde UGT de Cataluña, que en un comunicado ha criticado "la incompetencia de la Consejería de Economía a la hora de hacer la previsión de los presupuestos, así como la falta de voluntad del Gobierno [autonómico] para encontrar soluciones justas".

"Son incapaces de abordar la reducción de la partida presupuestaria", lamenta el sindicato, que añade que "seguirá planteando alternativas y buscando soluciones para que el Gobierno [autonómico] tenga en sus manos diversas posibilidades para resolver los presupuestos de una forma más justa".

Previamente, los sindicatos de los trabajadores públicos habían denunciado que la Generalitat prepara "el despido de miles de trabajadores públicos interinos en los próximos meses". En un comunicado conjunto, UGT, CCOO y CATAC explican que el Ejecutivo autonómico les comunicó "un calendario de concursos de traslados", y que "gran parte de las plazas que se convocarán están ocupadas actualmente por personal interino".

Los sindicatos sospechan que estos concursos no sean otra cosa que "una operación para despedir a estos trabajadores y trabajadoras, con un goteo constante que veremos a lo largo de los próximos meses".

Comentar