Mas, no sabe/no contesta

El presidente de la Generalidad evita confesar si votaría a favor de la secesión de Cataluña en un referéndum, en el caso de que la independencia la dejase fuera de la UE, tal y como advierten las autoridades comunitarias. "Usted me plantea una cosa que yo no quiero aceptar de entrada. No admito el planteamiento que usted hace", responde airado a un periodista.

4 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, durante la rueda de prensa de este lunes
Redacción
Lunes, 30.09.2013 15:17

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, escurre el bulto. Consciente de que todas las encuestas indican que el apoyo al independentismo se reduciría sustancialmente en el caso de que una Cataluña independiente quedase fuera de la Unión Europea, el dirigente nacionalista evita mojarse.

Así, en una rueda de prensa celebrada este lunes en la Delegación de la Generalidad en Bruselas, Mas ha eludido una pregunta directa en esa línea. "¿Votaría que sí a la independencia si sale Cataluña de la UE? ¿Se puede permitir usted esquivar esta pregunta?", le ha planteado un periodista.

Ante las evasivas de Mas, el periodista ha insistido, y el presidente autonómico ha sido rotundo. "Usted me plantea una cosa que yo no quiero aceptar de entrada. No admito el planteamiento que usted hace", ha indicado.

"Las leyes se acomodan a las circunstancias políticas"

El dirigente nacionalista ha señalado que "no se puede afirmar con rotundidad" que la secesión de Cataluña la dejaría fuera de la UE -a pesar de que así lo han advertido un buen número de mandatarios comunitarios-, y ha considerado que "las leyes y los tratados se acomodan a las circunstancias políticas":

"La pregunta que yo me hago es al revés: ¿qué sentido tiene que con una población como la catalana que ya está dentro de la UE, con derechos adquiridos desde hace más de 25 años, que cumplimos y cumpliremos las normas, que queremos seguir estando, y que encima somos contribuyentes netos, a este pueblo, por querer cambiar su estatus político distinto, que es el mismo que tienen todos los demás, se le tenga que echar?".

El líder de CiU ha instado a la Unión Europea a "encontrar una solución para Cataluña", como, según Mas, ya hiciera con los gobiernos que aspiraban a formar parte de la Unión en el pasado.

"La solución europea no será expulsar a siete millones y medio de europeos que quieran tener un estatus diferente", ha aseverado. Y, sobre la dificultad de "echar" a un pueblo de la Unión, ha citado como ejemplo el caso de Groenlandia, que "hizo un referéndum para irse" y que sólo después de tres años de negociaciones dejó de ser "europea". Pero "porque quiso".

"No le estamos pidiendo la independencia"

De todos modos, el presidente de la Generalidad ha seguido alimentando la ambigüedad de su discurso declarando que, por su parte, quisiera "encontrar soluciones dentro de los marcos legales".

Pero "la consulta", a todo esto, tiene que celebrarse. En efecto, Mas ha respondido a las palabras del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), quien le recomendaba que tuviera un "gesto de grandeza" y se abstuviera de dar pasos "equivocados", en referencia a su último órdago en forma de ultimátum.

Según Mas, "en democracia, el gesto de grandeza más grande es escuchar bien a la gente y dejarla votar". Y ha insistido en que el "problema" no puede resolverse con un simple pacto:

"Si por gesto de grandeza se entiende que yo me vaya a la Moncloa a negociar un apaño, no lo voy a hacer. Este no es un gesto de grandeza, no resolverá el problema, que ha llegado demasiado lejos y es demasiado profundo para abordarlo en términos clásicos. Ahora el gesto de grandeza es dejar votar al pueblo catalán".

El líder de CiU ha asegurado que hace "todo lo posible para mantener el diálogo abierto" y que no es él quien quiere romperlo: "No le estamos pidiendo al señor Rajoy que acepte la independencia de Cataluña, sino que nos deje votar sobre nuestro futuro político como país, a decidir por nosotros mismos, y una vez la sociedad haya decidido, negociaremos con todos".

Comentar