"Es mejor ser Massachusetts que Lituania"

El ex presidente de la Generalidad no ve posible la independencia de Cataluña. Para evitar fracturas, el ex líder del PSC, propone explorar otras vías alternativas al referéndum independentista, aunque no se opone a que se celebre. Pero advierte, podría provocar fracturas "irreversibles". Pide al PP que pida perdón por "el daño que han hecho al autogobierno e incluso a su tan anhelada unidad de la patria".

4 min
José Montilla, durante una intervención en un foro de debate
Redacción / Agencias
Viernes, 27.09.2013 13:02

El ex presidente autonómico José Montilla (PSC) ha advertido, este viernes, de que un referéndum independentista que sólo permitiera optar entre "el sí o el no" podría "fracturar" o "dividir" a los ciudadanos de Cataluña. En este sentido, él, que descarta la independencia, se ha mostrado partidario de que se realice una "consulta" que explore otras "vías".

Montilla, ante la presencia del primer secretario del PSC y sucesor suyo, Pere Navarro, ha apostado por "otras vías menos traumáticas" que la de un referéndum a sí o no puesto que "no ve posible" la independencia, y ha supeditado el impacto del hipotético referéndum al modo en que éste haya podido concretarse:

"Primero hay que ver si la consulta se hace. Después, depende de lo que se preguntara, si es sí o no, blanco o negro, si hay la posibilidad de que haya tres cuestiones, etc. Evidentemente, en función de la pregunta que se haga, de cómo se haga, de cómo se llegue, porque no es lo mismo una consulta pactada que no pactada, tiene un impacto diferente sobre la población".

El ex presidente de la Generalidad ha reiterado, en su participación en el foro de Nueva Economía Fórum, que "normalmente los referéndums polarizan si es un sí o un no". Como ejemplo, se ha referido al celebrado en 1986 sobre la permanencia de España en la OTAN, que según Montilla produjo "una cierta fractura".

A favor del referéndum

Pese a su posición, ha matizado que "el problema es cuando estas fracturas son sobre cuestiones que pueden ser irreversibles" y ha hecho hincapié en que todo "depende de cómo se formule la pregunta, de cómo se haga, si es una pregunta o tres preguntas".

Aunque ha procurado medir bien sus palabras, Montilla ha dejado claro, en cualquier caso, que "las consultas son posibles" y se ha mostrado "partidario" del llamado "derecho a decidir", en contra de la posición oficial del PSOE.

Aun así, ha aconsejado prudencia: "Afirmar que la democracia está por encima de la legislación es sumamente peligroso, porque no hay democracia sin respeto de la legalidad". Por lo que, ha añadido: "Hay que respetar las leyes, pero se pueden modificar".

"No veo posible una independencia en la Europa del siglo XXI"

El que fuera máximo responsable de la Generalidad durante cuatro años ha instado a Mas, actual presidente autonómico, a explorar "otras vías" para evitar frustraciones: "¿Qué pasará si estas inmensas expectativas no llegan a buen puerto? ¿Quién gestionará la enorme frustración colectiva generada?".

Montilla ha destacado que en los últimos días se están proponiendo alternativas interesantes a la de celebrar un referéndum rupturista: "Se están abriendo camino y pueden representar una nueva esperanza". Y ha citado los casos del PSOE y su propuesta de reforma en clave federal, las "otras voces" que llegan del PP y la "interesante tercera vía" de Josep Antoni Duran i Lleida, líder de CiU en el Congreso.

En esta línea, el ex líder del PSC ha propuesto "explorar si estas propuestas tienen solidez, porque no veo posible una independencia en la Europa del siglo XXI". Ha aconsejado tomar en serio las advertencias provenientes de Bruselas: "Para ellos no somos imprescindibles". Y ha añadido que "puestos a escoger" cree que "para nuestra gente es mejor ser Massachusetts que no Lituania".

Finalmente, el ex ministro con José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) ha culpabilizado de la actual situación política al PP. "Las heridas en la relación entre Cataluña y España son severas y profundas, y se equivoca quien las minimiza y aún más quien las ignora. [El PP debería pedir] excusas y reconocer el daño que han hecho al autogobierno e incluso a su tan anhelada unidad de la patria".

Comentar