PP y UPyD pactan que la LOMCE reconozca el derecho a ser escolarizado en español

Una enmienda introducida por la formación magenta y aceptada por los populares, en el trámite parlamentario, permitirá, por primera vez, reconocer el derecho a la escolarización en español, además de en las lenguas cooficiales en las respectivas CCAA. Homs (CiU) considera "lamentable" este acuerdo y llama "hipócrita" al PP por no permitir que el catalán sea requisito obligatorio en la administración de justicia.

5 min
Redacción
Miércoles, 25.09.2013 14:24

PP y UPyD han acordado incluir el derecho a ser escolarizado en español en toda España en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). La norma está tramitándose en el Congreso, después de que el proyecto fuera aprobado por el Gobierno.

"El castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo serán también en las respectivas Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus estatutos". Esta enmienda acordada entre populares y la formación magenta reconocerá por primera vez el derecho a recibir la enseñanza en castellano, lengua común y oficial en toda España.

Los borradores de la LOMCE, hasta ahora, dejaban el carácter de lengua vehicular para el castellano de forma indirecta recogido en una disposición adicional señalando que la Administración autonómica -la que tiene las competencias para aplicar el modelo educativo general- debía "garantizar una oferta docente sostenida con fondos públicos en la que el castellano sea utilizado como lengua vehicular". En caso de no hacerlo, pagaría centros privados hasta que se resolviera el caso.

Silencio administrativo

Además, otra enmienda del PP podría permitir que el silencio administrativo de las consejerías autonómicas activase directamente el mecanismo que permita los padres escolarizar a los niños en las dos lenguas oficiales de una Comunidad, a través de la escuela privada. El gasto correrá a cargo del erario público y esta será una medida excepcional hasta que la Administración autonómica ofrezca educación bilingüe en las escuelas públicas, para el caso de Cataluña.

Sin embargo, esta posible modificación definitiva del proyecto de la LOMCE no ha sido interpretada de la misma forma por José Domingo, presidente de Impulso Ciudadano. Preguntado por CRÓNICA GLOBAL por la introducción de esta enmienda, Domingo ha señalado que "lo que debería existir es el silencio positivo y no el silencio negativo" por parte de la administración pública. Es decir, evitar a los padres la necesidad de tener que acudir a los tribunales para que se cumpla la ley.

Para el ex diputado autonómico, esta opción "excepcional" no se cumplirá en Cataluña, pues, en su opinión, "el silencio administrativo ahora es negativo, por lo que basta con que la Consejería de Enseñanza no haga caso a las peticiones de escolarización en las dos lenguas oficiales para que se desestime el derecho". Aun así, confía en que un reglamento posterior a la aprobación de la LOMCE especifique que los padres no necesitan acudir a los tribunales de justicia para que se cumpla la norma.

800 enmiendas a la LOMCE

La Comisión de Educación y Deporte del Congreso está estudiando las alrededor de 800 enmiendas presentadas por todos los grupos parlamentarios al proyecto aprobado por el Gobierno. Entre las enmiendas de UPyD figuran varias que defienden distintas entidades en favor del bilingüismo en Cataluña. Por ejemplo, la de fijar por ley la proporción mínima lingüística en que se han de impartir las asignaturas que no son de lengua. La formación magenta propone que ese mínimo esté en el 40%.

Sin embargo, el PP no está dispuesto a aclarar este punto y defienden que sean los gobiernos autonómicos los que establezcan las proporciones y lo que consideran razonable. Una rendija por la que se cuela la Consejería de Enseñanza de la Generalidad que alega que, en el marco de sus competencias, la proporción que ha establecido -aunque el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo han señalado que no puede apartar la enseñanza en español- es la correcta. Es decir, en la mayoría de los centros escolares, el 100% de la asignaturas se ofrecen en catalán.

PSOE y CiU, entre otros partidos nacionalistas, han manifestado su rechazo frontal a esta enmienda. El portavoz de CiU en la comisión, Martí Barberá, ha valorado el acuerdo de PP y UPyD como un modelo anterior a la democracia. Y ha señalado que, en su opinión, la LOMCE es un "ataque" contra la lengua catalana por permitir que en Cataluña los niños puedan estudiar en las dos lenguas oficiales.

Homs: es un "escándalo"

Este acuerdo entre populares y UPyD también ha sido valorado por Francesc Homs (CiU), portavoz y consejero de la Presidencia, durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno autonómico.

Para Homs, es un "escándalo", "no es coherente", es "lamentable" e "hipócrita" que el PP y el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) propongan que los alumnos puedan estudiar en las dos lenguas oficiales de Cataluña y voten -como ocurrió ayer en una comisión del Congreso- "en contra de que el catalán sea requisito en la administración de justicia".

El portavoz de la Generalidad ha mostrado, en este sentido, su "preocupación por el aire que está cogiendo todo esto" de "la cuestión del catalán y el castellano en la escuela de Cataluña".

Comentar