"La vocación es formar parte del Estado español"

Rivero asegura que las Islas Canarias quieren seguir siendo parte de España

El presidente autonómico del archipiélago y líder de Coalición Canaria -formación asociada en Europa a CiU- exige una mejora de la financiación al Gobierno y "más lealtad" a Rajoy. Pero no cree que se reivindique la independencia del resto de España: "No son tiempos de aislamiento", sino de "reforzar la cohesión".

3 min
Paulino Rivero, en una reunión del Comité de las Regiones de la UE, en julio de 2013
Redacción
Sábado, 21.09.2013 12:29

El presidente autonómico de las Islas Canarias, Paulino Rivero (Coalición Canaria), no cree que el archipiélago siga la vía reivindicativa que han iniciado los partidos nacionalistas en Cataluña, porque su vocación es formar parte de España, pero advierte de que si esto cambia solo será por culpa de una "torpeza" política del Gobierno.

"La vocación de las Islas Canarias es la de formar parte del Estado español. Si alguna vez se produjera algún problema no será a iniciativa de los canarios, sino como consecuencia del abandono, del maltrato, de la humillación y del querer seguir tratándonos como a una colonia", ha asegurado el líder de CC -partido coaligado a CiU en las elecciones europeas-.

En una entrevista para Efe, que recoge la prensa local de las Islas Canarias, el ex diputado defiende que el Gobierno está "maltratando" presupuestariamente al archipiélago, "no entiende" sus problemas, lo "humilla" con decisiones como la de autorizar sondeos petrolíferos en contra del parecer de las instituciones autonómicas y contribuye, en su opinión, con que las islas cada vez estén "más lejos de la península".

Más atención

Rivero echa en falta en el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) "más lealtad" institucional y lamenta que a las Islas Canarias no se las trate como a otras CCAA, "porque no tiene la fuerza económica, ni los movimientos sociales, ni los movimientos separatistas que tienen otros territorios a los que el Gobierno de España presta especial atención por los conflictos que en ellos se generan".

El presidente autonómico advierte, sin embargo, de que esa es "una política equivocada, porque las presiones son malas consejeras". Defiende que sus opiniones se basan en "datos objetivos" y desgrana su lista de agravios, que empieza en un déficit de financiación de la Comunidad Autónoma, desde su punto de vista, y termina en los sondeos petrolíferos, pasando por las diferentes tensiones que han generado en los dos últimos años las decisiones del Ejecutivo en materia de transportes, carreteras o aguas.

"No son tiempos de aislamiento"

Preguntado por si podría haber similitudes entre las reivindicaciones de los partidos nacionalistas de Cataluña con las Islas Canarias, Rivero dice que: "El tiempo lo dirá". Pero, de todas formas, añade que: "No son tiempos de aislamiento", sino de "reforzar la cohesión".

El líder de CC lo tiene claro: "Las Islas Canarias es una Comunidad muy alejada del territorio continental. Cuando uno vive a 2.000 kilómetros de distancia y tiene tanta agua de por medio hay que propiciar medidas que faciliten la cohesión territorial. Esto es puro sentido común".

Y pone como ejemplo de dificultad no resuelta el "prohibitivo" precio del billete de avión para viajar a la España continental y de esta al archipiélago. "Algo tan simple como eso nos está alejando", lamenta. Rivero exige al Gobierno que este transfiera para la financiación autonómica mediante una partida en los Presupuestos Generales del Estado 1.264,7 millones de euros, cifra similar a la de 2010.