El Gobierno responde a Mas: "El referéndum [para la independencia de Cataluña] no entra dentro del marco de la Constitución"

"Mantenemos un clima de lealtad y cooperación institucional con todas las CCAA, pero tenemos un límite claro: cumplir y hacer cumplir las leyes y la Constitución. Ese es nuestro margen, del que no nos vamos a salir", asegura la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien también anuncia que Rajoy responderá a la carta de Mas en las próximas 48 horas.

3 min
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (PP)
Redacción
Viernes, 13.09.2013 19:25

A pesar de que algunas informaciones publicadas los últimos días apuntaban en esta línea, no se aprecia ninguna señal en el Gobierno que demuestre un acercamiento a las posiciones de Artur Mas. Más bien al contrario.

Al menos eso es lo que se deduce de las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (PP), durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes, en la que ha reiterado que la consulta independentista pretendida por el presidente de la Generalidad es ilegal:

"Ese referéndum no entra dentro del marco de lo que prevé nuestra Constitución, con lo que nosotros, a cumplir con la Constitución y con la legalidad".

Respuesta a la carta de Mas en 48 horas

Sáenz de Santamaría ha anunciado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), responderá "dentro de las próximas 48 horas" a la carta que Mas le envió a finales de julio pasado para exigirle poder celebrar un referéndum secesionista en Cataluña "en el plazo más breve posible".

Aunque no ha querido avanzar cuál será el contenido de la misiva, Sáenz de Santamaría ya ha advertido de que, en esta cuestión, el Gobierno "mantiene la misma posición" que ha mantenido hasta ahora, "esta semana y las sucesivas".

"Mantenemos un clima de lealtad y cooperación institucional con todas las CCAA, pero tenemos un límite claro: cumplir y hacer cumplir las leyes y la Constitución. Ese es nuestro margen, del que no nos vamos a salir", ha zanjado con rotundidad.

Y ha añadido que la posición del Gobierno es "de absoluta serenidad, pero también de firmeza y de fortaleza, porque la legitimidad institucional del Gobierno de la Generalidad, de los gobiernos de las demás CCAA y del Gobierno de la nación radica precisamente en la Constitución que todos debemos cumplir".

No hay consenso para reformar la Constitución

En relación a una posible reforma constitucional, como vienen defendiendo algunas formaciones políticas, Sáenz de Santamaría ha recordado que durante el pasado Debate sobre el estado de la nación "hubo propuestas de reforma constitucional, pero de muy diferente signo, por no decir contradictorias entre sí":

"Unos hacia una mayor centralización del Estado; otros hacia una mayor descentralización, y otros, propuestas de reforma federal, sin explicar qué cambiaría de hacerlo. Allí se puso de manifiesto algo que es esencial en una reforma de la Constitución, por el fondo, por la forma y por el procedimiento: no había un mínimo consenso entre los grupos para llevar a cabo una reforma de la Constitución que tendría que dar un marco de estabilidad y convivencia para, al menos, el mismo tiempo que esta que tenemos, que ha permitido desarrollar uno de los modelos más descentralizados del mundo, establecer mecanismos para garantizar la igualdad y construir bienestar".

Preguntada sobre una posible negociación con la Generalidad para mejorar su financiación, la vicepresidenta del Gobierno ha respondido que todo el sistema de financiación autonómica se revisará en los próximos meses por imperativo legal. Y ha subrayado que el "máximo interés" del Gobierno es "trabajar para que en Cataluña, como en el resto de España, volvamos a recuperar la senda del crecimiento y de la creación de empleo", para lo que están dispuestos a dialogar con la Generalidad.

Comentar