"En 2022, 2026 o 2030"

Trias dice que hará una consulta antes de presentarse a los JJOO de Invierno

El Ayuntamiento de Barcelona ha tomado buena nota de lo que ha pasado con Madrid 2020, y no quiere repetir los mismos errores para su proyecto de organizar unos Juegos de Invierno. Por eso el alcalde, Xavier Trias, se plantea esperar a que soplen vientos más favorables, y no quiere tirarse a la piscina sin el apoyo de los ciudadanos.

4 min
Xavier Trias, en los estudios de La Xarxa este jueves
Redacción
Jueves, 19.09.2013 18:07

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), ha asegurado este jueves que el Ayuntamiento llevará a cabo una consulta ciudadana antes de decidir si presenta finalmente una candidatura -conjunta con poblaciones pirenaicas- a los Juegos Olímpicos de Invierno. Una candidatura que ha puesto parcialmente en entredicho, explicando que podría retrasarse cuatro años, y que Barcelona-Pirineos sólo optaría a los Juegos si tiene claro que se pueden ganar.

"Si vemos que estamos muy preparados para ganar los Juegos nos presentaremos; si no, no, y antes de presentarnos haremos una consulta. Si la gente pide una consulta, yo no seré el alcalde que está a favor de según qué consultas y no está a favor de según qué otras", ha dicho Trias en el programa L'entrevista de La Xarxa. El alcalde ha explicado que, antes de optar por los Juegos, quiere tener el apoyo de los ciudadanos, de los grupos políticos del Consistorio y del Comité Olímpico Español.

"Todo el mundo se tiene que mojar", ha dicho Trias, que ha dado más detalles de los apoyos políticos que quiere. "No me puedo presentar sin el apoyo del PP, del PSC y de ERC", ha dicho, dando por hecho que en ningún caso tendrá el visto bueno de ICV-EUiA. Y todavía se ha centrado más en populares y socialistas, porque "son los dos partidos que pueden gobernar en Madrid".

Múnich hará consulta

La idea de la consulta surgió en primer lugar del líder de la oposición en el Consistorio, el socialista Jordi Martí, en el momento en que el gobierno municipal, después del fracaso de Madrid 2020, se planteaba públicamente formalizar la candidatura de Barcelona-Pirineos 2022 -también idea de otro socialista, el ex alcalde Jordi Hereu-.

Esta candidatura se tendría que formalizar en noviembre, y Martí planteó entonces que convendría aprobar antes el proyecto por los ciudadanos, como hará uno de los posibles rivales de Barcelona, Múnich. Y de los rivales, y de las posibilidades propias también ha hablado Trias:

"Hablé con el presidente saliente del COI [el belga Jacques Rogge], que me dijo: señor Trias, sólo un consejo, preséntese cuando tenga auténticas posibilidades de ganar".

En este sentido, Trias ha expuesto las "dos razones" por las que, a su parecer, Madrid no obtuvo los Juegos. Por un lado, que "España no está en horas altas". Por otro, la que considera "más importante", que "ganar a Tokyo es muy difícil". Y ha razonado que, de cara a los Juegos de Invierno de 2022 -además de la posible candidatura de Múnich-, "seguro que se presenta Oslo", a quien ve como un "competidor durísimo".

Contempla esperar cuatro u ocho años

Por todo ello, Trias contempla la opción de retrasar la candidatura, "a 2026 o a 2030". Y niega que esto responda a las demandas del líder del PP en el Ayuntamiento -y aliado puntual de Trias-, Alberto Fernández Díaz, que ayer propuso esperar a 2026. "Hace tiempo que lo digo", ha asegurado, recordando declaraciones suyas de mediados de mes.

Preguntado por sus polémicas palabras en las que dijo que sólo Barcelona habría podido competir con la capital japonesa, pronunciadas justo después del fracaso de Madrid 2020, Trias se ha reafirmado: "Algunos se molestaron, pero lo dije y lo continúo diciendo". El alcalde ha argumentado que "la marca Barcelona es muy potente, sobre todo a nivel deportivo", y que los Mundiales de Natación de este verano han sido un buen ejemplo.

Finalmente, Trias también ha querido precisar que no está dispuesto a optar a los Juegos a cualquier precio: "No nos podríamos presentar si tenemos que hacer una pista de bobsleigh como la que quiere el COI. Esto es trinchar una montaña", ha puesto como ejemplo.