'Lo de La Camarga fue "gratis et amore"'

El director de Método 3 presenta un libro con el que pretende arrojar luz sobre la agencia de detectives y el espionaje en Cataluña. Asegura, sobre el caso que afecta a Sánchez-Camacho, que esta sabía que estaba siendo grabada su conversación con la ex pareja de Jordi Pujol Ferrusola, en 2010. Marco denuncia presiones y coacciones por parte de la Policía Nacional.

3 min
Francisco Marco, durante la presentación del libro 'El método'
Daniel Tercero
Jueves, 17.10.2013 17:51

Anunciado como "el hombre que sabía demasiado", Francisco Marco ha presentado, este jueves en Barcelona, El método, el libro con el que el director de la agencia de detectives Método 3 pretende contraatacar a los que han intentado callarle y matarle "civilmente", desde que se destapó mediáticamente el caso de espionaje político en Cataluña.

Marco, acompañado de Ymelda Navajo, directora de La Esfera de los Libros, editora de la obra, ha criticado duramente al PP catalán -pero no al PP nacional- y a la policía dependiente del Ministerio del Interior por el trato que ha recibido en los últimos ocho meses, el tiempo que ha tardado en escribir el libro.

El detective privado y empresario -que asegura que sigue trabajando en el sector, ya que nunca se le retiró la licencia- ha cargado contra Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán, porque "sabía que estaba siendo grabada" el día de julio de 2010 que se encontró con la ex pareja sentimental de Jordi Pujol Ferrusola en el restaurante La Camarga. Un encuentro que se produjo a petición de Jorge Moragas, mano derecha de Mariano Rajoy.

Las palabras de Marco chocan frontalmente con lo que ha defendido siempre Sánchez-Camacho, que ella no supo nada de la grabación. Solo un hombre puede desvelar la verdad: alguien del PSC que encargó la operación a Método 3 y que, según la carpeta encontrada en la sede de la agencia de detectives, es José Zaragoza. Diputado y defenestrado de sus cargos desde entonces.

Sin embargo, Marco no desvelará el nombre de su "cliente", si bien sí confirma que "el PSC no nos contrató, fue uno de sus dirigentes". Eso sí, ni Método 3 cobró por la labor, ni el "dirigente" del PSC pagó. Se hizo todo "gratis et amore". Por "amistad", siempre según la versión de Marco, quien ha indicado que no existe factura alguna y que el único papel con cantidades "es un estadillo de gastos" que asumió la agencia de detectives.

"¿Dónde están las grabaciones ilegales realizadas por Método 3?"

Al margen de La Camarga, pero en paralelo, Marco también ha acusado al Ministerio del Interior -pero no al ministro- de haberse plegado a los intereses del PP catalán. "Sabía demasiado y les daba miedo, pero el que siente miedo soy yo", ha asegurado, antes de indicar que sabe más de lo que publica en el libro, pues se ha de ser "valiente" pero "con medida".

El que fuera director de Método 3 durante los últimos 20 años, una empresa que heredó de su madre, fundadora de la agencia de detectives, ha instado a la prensa a que respondan a las siguientes preguntas: "¿Dónde están las grabaciones ilegales realizadas por Método 3? ¿Dónde los diez camiones de información que sacaron de la sede? ¿Dónde está la ilegalidad en la grabación de la conversación de María Victoria Álvarez y Sánchez-Camacho?".

Según Marco, su caso personal es "una tropelía" y, preguntado por ello, desconoce si existe "una trama de espionaje político en Cataluña", pero asegura que, en caso de existir, no guarda relación con Método 3.

El detective privado, que ha acudido al acto de presentación del libro acompañado de su mujer, a la que le dedica las casi 600 páginas, espera que su próximo libro sea una "novela de ficción". Algunos periodistas consideran que sería el segundo.