Revista de prensa

¿Y qué dice 'Gara'?: libertad para 56 "prisioneros"

La derogación de la doctrina Parot ocupa todas las portadas: hoy puede ser un gran día para terroristas, asesinos y violadores, coinciden casi todos.

7 min
Pablo Planas
Martes, 22.10.2013 08:57

Hoy no queda otro remedio que echarle un ojo al diario Gara, que es algo así como los zutabes de antes, aquellos boletines que ETA hacía circular entre los suyos y los partidarios para impartir doctrina y marcar agenda. Gara es también la marca actual del "histórico" Egin, que cerró el ex juez Garzón. Un periódico, vamos, pero no un periódico cualquiera, sino un diario de referencia en el País Vasco; en el que ETA publica sus comunicados. "Europa anula el alargamiento de condenas y abre otra fase en el proceso hacia el fin del conflicto" titula en su portada de hoy. A todo lo ancho y a tres líneas. Ni el diseño ni la concisión son los fuertes de ese periódico.

El Granma cubano, a su lado, es una revista de lujo. Pero en el fondo del periodismo, la confección es lo de menos. Frente al esteticismo general, Gara es un diario de la era del plomo, un artefacto a pedales, pero que cumple perfectamente su función y tiene su espacio. Y en esta biblia para presos de la banda, si van a setas se dejan de Rolex. "Dos años después del fin de la lucha armada...". Así comienza el texto de portada, con la misma música que un "cautivo y desarmado el Ejército...". ¿Saben como llaman a los presos en general y en esa crónica? "Prisioneros". No disimulan su júbilo y una gran fotografía de familiares de "prisioneros" tras conocerse la decisión del Tribunal de Estrasburgo así lo testimonia. Son sus "víctimas" y es su "guerra", "otra fase en el proceso hacia el fin del conflicto". Se les nota bien informados, así que atención: Inés del Río y Antton Troitiño (encarcelado en Inglaterra) serán los primeros en salir de un total de 56.

El Diario Vasco también se edita en San Sebastián, pero es otra cosa y se parece más a un periódico de este siglo. La foto es para Ruiz-Gallardón y Fernández Díaz compungidos. El Gobierno autonómico del País Vasco deberá gestionar las "celebraciones" en las localidades de los "prisioneros", así que se toma el asunto con cierta prudencia. Aún hay otra forma de verlo, en Bilbao, la de El Correo, que titula: "El varapalo a la doctrina Parot da aire a la izquierda abertzale e indigna a las victimas". El equilibrio se ilustra con una espléndida foto de los jugadores del Athlétic de Bilbao abrazados. Es que anoche ganaron al Villarreal. La vida sigue, unos toman aire, otros se indignan y el Athlétic va de miedo, oye.

En los demás periódicos, en Madrid y en Barcelona, el espanto recorre sus páginas, pero se impone la máxima dura lex, sed lex. O sea, un hay que joderse, pero es lo que hay. Un antetítulo de La Vanguardia lo deja bastante claro: "Terroristas, asesinos y violadores múltiples podrán beneficiarse de la decisión de Estrasburgo". Florencio Domínguez, tras recordar Hipercor y el historial de algunos terroristas, avanza lo que les espera a las víctimas a partir de ahora: "Algunos portavoces de asociaciones de víctimas del terrorismo han pedido al Gobierno que se niegue a aplicar la sentencia de Estrasburgo, pero eso es algo que no está en la mano del Ejecutivo español, ni aunque quisiera. La doctrina Parot no fue una decisión del Gobierno, sino una interpretación legal del Tribunal Supremo y la ejecución del fallo del TEDH no pasa por las manos de los Ministerios de Justicia ni del Interior, sino de los tribunales".

En El País, su editorial llama a "Acatar, aplicar", mientras que El Mundo apunta en su titular de portada una cifra: "79 criminales múltiples saldrán en libertad en unos meses". En Abc, Juan Carlos Girauta zanja la cuestión con un titular definitivo: "Tarifa plana para matar". "Una aberración, una burla amarga a las víctimas, un premio al asesinato múltiple...", escribe. La Razón lo resume en una portada de luto con la palabra "Injusticia". Ruiz-Gallardón y Fernández Díaz consuelan a Mari Mar Blanco (hermana de Miguel Ángel Blanco, ¿se acuerdan?) y a Ángeles Pedraza. Una fotografía parecida utiliza Abc para titular que: "Estrasburgo consuma la afrenta a las víctimas". Mal día para el tema de la tercera, la página noble de opinión del diario madrileño, que firma José M. de Areilza Carvajal. "Europa, una utopía realista", se titula. Pues sí, y una distopía judicial.

En la utópica Cataluña de Ara el titular es una síntesis continental que tanto vale para excarcelar criminales como para marcar el camino. "Europa rectifica a España", dicen. En El Punt Avui se explican algo más y titulan: "Estrasburgo condena la doctrina Parot", pero Vicent Sanchis no desaprovecha la ocasión en esas mismas páginas para establecer la imprescindible concatenación: "El Tribunal Europeo de Derechos Humanos acaba de sentenciar que la doctrina Parot -es decir, la que justifica el cumplimiento íntegro de las penas en según qué casos-, 'vulnera diversos artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos'. ¿Y ahora que dirá el Gobierno español? Cualquier cosa menos dar la razón a la Constitución y a Europa", sostiene el autor.

Hay más asuntos en la prensa. La declaración en el juzgado de Narcís Serra y Adolf Todó por lo de Caixa Catalunya pasa algo desapercibida. Tiempo habrá para analizar las explicaciones de Serra, esa especie de normalidad corporativa con la que se fijó el rumbo hacia el abismo. "Todos lo hacíamos, yo sólo era el pianista", vino a decir Serra. En las secciones de economía se celebra la compra por parte de Bill Gates del 6% de Fomento de Construcciones. Construcciones y Fomento aquí y ahora. Él sabrá y, de momento, no le ha ido mal en los negocios.

¿Y nuestro tema? De lo catalán propiamente escribe una página entera en El País Manuel Cruz con el siguiente titular: "Obsesión por decidir, aversión a debatir". "No creo que el señor Mas haya leído a Carl Schmitt, aunque a veces da esa impresión. Al igual que él, parece creer que: 'La decisión es lo opuesto a la discusión'", apunta el filósofo. María Dolores García, en La Vanguardia, confirma la hoja de ruta de Mas: "Primero, que Convergència cuenta con ERC en todos los escenarios (lo cual la aleja cada vez más de Unió). Segundo, que el partido no es lo que era y sus aspiraciones y métodos nada tienen que ver con el pujolismo, aunque el PP aún no se ha dado cuenta. Y tres, que Convergència está dispuesta a jugar fuerte, convencida de que no hay marcha atrás posible".

Al hilo de la marcha atrás, mañana es el día convenido para un ensayo de choque de trenes. Rajoy y Mas coincidirán (es un decir) en Barcelona. Mas dice que el Palacio de Pedralbes es suyo. Rajoy, que se trata de política internacional.

Una última recomendación: afirma Lluís Foix en La Vanguardia que "trabajar a favor de las personas hoy, individual y colectivamente, será valorado por la historia. El mesianismo no es moneda de cambio en la política moderna".

Comentar