Amplio seguimiento de la huelga de dos días en Catalunya Caixa

Los trabajadores de la entidad nacionalizada han trasladado la protesta contra el ERE a la calle, en plena negociación sobre los despidos y las indemnizaciones. El viernes, el juez imputó la antigua cúpula de la entidad por administración desleal.

2 min
Trabajadores de Catalunya Caixa, concentrados ante la sede de la entidad, este lunes, en Barcelona
Redacción
Martes, 1.10.2013 20:25

La huelga de dos días de los trabajadores de Catalunya Caixa se ha cerrado este martes con un seguimiento masivo, según los sindicatos. La huelga se ha convocado en el marco de la negociación de empresa y trabajadores por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado en agosto por la entidad, que inicialmente estaba contemplado para 2.453 empleados.

Según los sindicatos, la segunda jornada de huelga ha tenido un seguimiento del 90%, mientras que la primera, ayer lunes, fue secundada por entre el 92 y el 95% de los trabajadores. Tanto lunes como martes, gran parte de las oficinas de la entidad no han abierto. Paralelamente, cerca de 600 trabajadores, casi todos vestidos de negro, se han concentrado silencionsamente este martes ante la sede central de la entidad, a la plaza Antonio Maura de Barcelona.

La huelga se ha mantenido este martes pese a la reunión que mantuvieron el día anterior representantes de la empresa y de los sindicatos. La entidad bancaria hizo una oferta de 30 días de indemnización por año trabajado, con un máximo de 20 meses, ligeramente superior a la oferta anterior, que era de 28 días.

Cuando anunció el ERE, la empresa ofrecía sólo 20 días de indemnización, el mínimo que marca la ley, después de la reforma laboral de finales del 2011. Este hecho causó una especial indignación entre los sindicatos, teniendo en cuenta que en una reducción de plantilla reciente de otra entidad intervenida, Bankia, se ofreció a los trabajadores 40 días de indemnización por año trabajado. Empresa y sindicatos se volverán a reunir este jueves y se han puesto una semana de plazo para llegar a un acuerdo.

Imputada la antigua cúpula de la entidad

El conflicto laboral a Catalunya Caixa se produce justo cuando la antigua cúpula de la entidad ha sido imputada por un delito de administración desleal, por los sueldos que se otorgaron en el proceso de creación de la entidad, con la fusión de las cajas Catalunya, Tarragona y Manresa.

Los imputados son los dos últimos máximos dirigentes de Catalunya Caixa, el expresidente de la entidad Narcís Serra y el exdirector general Adolf Todó, así como los otros 52 miembros del Consejo de Administración del año 2010.

La Fiscalía Anticorrupción de Barcelona sostiene que los imputados se otorgaron retribuciones e indemnizaciones "desproporcionadas" en un momento de dificultades económicas, así como que utilizaron "los fondos de una entidad con connotaciones y trascendencia públicas, en beneficio propio y con claro perjuicio para la entidad, lo cual contribuyó a su grave crisis financiera".