Boadella defiende que "democracia" y "nacionalismo" son "incompatibles"

El dramaturgo entra en escena para criticar la censura del Ayuntamiento de Barcelona a una imagen en la que aparecía un torero ajustándose la montera. Boadella recuerda que él también sufrió el acoso del nacionalismo en el poder con dos de sus obras en 1981 y 1995. La clave de esta situación la sitúa en la Transición, cuando se traspasaron las competencias de educación a la Generalidad.

3 min
Cartel vetado por el Ayuntamiento de Barcelona para promocionar la exposición internacional World Press Photo en el CCCB
Redacción
Domingo, 20.10.2013 18:49

Albert Boadella considera que la "democracia" y el "nacionalismo" son términos "incompatibles" y que el nacionalismo catalán lleva muchos años marginando a la cultura española. El dramaturgo ha criticado de esta manera la censura del Ayuntamiento de Barcelona del cartel publicitario en el que aparecía un torero ajustándose la montera.

El director teatral ha señalado, en un artículo publicado este domingo en La Razón, que el nacionalismo catalán está en una fase de "movimiento nacional" y todo lo que no concilia con "los Principios Fundamentales del Movimiento, hay que rechazarlo", como una fotografía.

En este sentido, Boadella ha indicado que él lo avisó "hace mucho tiempo", después de vivir en carne propia el rechazo nacionalista por criticar a Jordi Pujol en dos de sus obras teatrales estrenadas en Barcelona en 1981, Operación Ubú, y 1995, Ubú Presidente. Tiempo después dejó de trabajar en Cataluña.

Así, para el director de los Teatros del Canal de Madrid, los responsables del veto del Ayuntamiento a la fotografía en la que aparece el torero Padilla "deberían ser juzgados civilmente", pues por "suerte" no estamos en los "años treinta" del siglo XX.

"Odio a todo lo español"

Por otro lado, en una entrevista para el diario La Rioja, del grupo Vocento, Boadella ha criticado que durante la Transición se traspasara las competencias de educación a las CCAA. Fue un "grave error", los políticos de la época cometieron un "gigantesco error" y ha añadido que: "La educación se tenía que haber preservado en un contexto nacional, traspasar los containers, pero nunca el contenido".

Este es el motivo por el que el nacionalismo en Cataluña, en su opinión, lleva educando "a dos generaciones de catalanes en el odio a todo lo español". Y ha insistido en que "se ha montado una entelequia monumental en la que dos generaciones de catalanes piensan que España nos ha subyugado" a los catalanes.

Finalmente, Boadella ha asegurado que, desde su punto de vista, "en Cataluña existe una enfermedad colectiva porque cuando no se percibe la realidad se entra en el estadio de la enfermedad" y en esto han colaborado los medios de comunicación pues se han vendido al nacionalismo para adoctrinar a la ciudadanía.

Los nacionalistas, ha apuntado, "se han convertido en unos fanáticos porque las razones de los que no piensan como ellos no existen aunque las tengan delante", y ha puesto un ejemplo: "Ellos pueden saber, pinchando en internet, que no van a poner los pies en la Unión Europea (UE) si se salen de España, en cambio dicen que no, que la UE los admitirá por ser quienes son".

Comentar