Recibe unos 8 millones de euros al año

La Comisión Europea investiga posibles ayudas ilegales de las administraciones catalanas a la aerolínea Ryanair

La controvertida compañía de origen irlandés recibe alrededor de ocho millones de euros de dinero público cada año para seguir volando desde Gerona y Reus. La denuncia ha partido de una aerolínea rival.

3 min
Un Boeing 737 de Ryanair
Carles Bellsolà
Jueves, 17.10.2013 17:30

La Comisión Europea ha abierto una "investigación exhaustiva" para averiguar si la aerolínea de bajo coste Ryanair ha recibido ayudas públicas ilegales de las administraciones catalanas para volar desde los aeropuertos de Reus (Tarragona) y Gerona, según ha anunciado el Ejecutivo comunitario este miércoles. La investigación depende directamente del comisario de la Competencia, Joaquín Almunia.

Según explica la Comisión en un comunicado, la investigación se abre para investigar los "acuerdos de comercialización que se aplican a las operaciones de Ryanair" en Gerona y Reus. Unos acuerdos que se refieren a "la publicidad de las regiones afectadas" y a "varias condiciones relativas a la presencia y escala de las operaciones" de Ryanair en estos dos aeropuertos. El Ejecutivo comunitario ha precisado que investigará también al resto de aerolíneas que hayan firmado acuerdos similares en Gerona y Reus.

Además, Bruselas investigará si estos dos aeropuertos se han beneficiado de las ayudas, al sospechar que los acuerdos con las aerolíneas "podrían aligerar la carga sobre los aeropuertos de costes que de otra forma tendrían que soportar normalmente", cosa que podría suponer una ayuda pública ilegal.

"La Comisión no puede descartar que los acuerdos de comercialización otorguen a las compañías aéreas o a los aeropuertos implicados una ventaja indebida respecto a sus competidores ni que, por lo tanto, sean incompatibles con el mercado interior", explica la Comisión en el comunicado.

Ryanair recibe anualmente cerca de ocho millones de euros en ayudas públicas de las administraciones catalanas -autonómica, provinciales y municipales-. En los últimos años, la compañía de origen irlandés ha estado presionando repetidamente a estas mismas administraciones públicas para que se mantengan las ayudas, con la amenaza de eliminar rutas de Gerona y Reus o, incluso, dejar de operar desde estos aeropuertos. Las presiones de Ryanair se intensificaron después de que esta empezase a operar en el Aeropuerto de El Prat, en septiembre de 2010.

Una compañía controvertida

Ryanair ya ha protagonizado otros episodios de presiones a las administraciones. En el año 2011, el presidente de la aeorlínea, Michael O'Leary, amenazó al entonces ministro de Industria, Turismo y Comercio, el socialista Miguel Sebastián, con dejar de operar en España si no le retiraba 65 multas por valor de 1,23 millones de euros.

Pese a estas repetidas quejas, Ryanair es, con diferencia, la aerolínea que más ayudas públicas recibe en España. Según un informe de la Comisión Nacional de la Competencia del año pasado, entre el 2007 y el 2011 Ryanair recibió el 40% (100 millones, sobre un total de 250) de las ayudas a todas las compañías aéreas que operan en España. La compañía también ha sido objeto de polémica por su política de cotizar por sus trabajadores en Irlanda, donde los impuestos han sido tradicionalmente más bajos que en otros países europeos.

La investigación se ha abierto después de recibir una denuncia "de una compañía aérea que opera en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat". A pesar de que Bruselas no haya revelado el nombre del denunciante, todo apunta a una compañía rival en el sector de los vuelos de bajo coste. En este sentido, cabe recordar que Vueling ha sido quien más protestó -verbalmente, y con denuncias ante la Comisión- por las ayudas públicas que concedió la Generalidad a la desaparecida Spanair.