Cosidó cesa al responsable de la Policía Nacional de investigar la corrupción

Del comisario general de Policía Judicial -van tres desde la llegada del PP al Gobierno- dependen diversas unidades como la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), que lleva investigaciones como el caso Palau, el caso Bárcenas o el caso Gürtel.

2 min
Cosidó (derecha) y un miembro de la Oficina Federal de Investigación Criminal alemana
Redacción / Agencias
Viernes, 18.10.2013 13:18

Ignacio Cosidó ha decidido llevar a cabo una remodelación en la dirección del Cuerpo Nacional de Policía que incluye el cese del comisario general de Policía Judicial, José García Losada, responsable último de todas las investigaciones relacionadas con la corrupción que están abiertas y son más mediáticas.

Este cargo será desempeñado, a partir de ahora, por el comisario principal, Santiago Sánchez Aparicio. De esta manera, Cosidó nombra al tercer mando policial que desempeña este cargo en la presente legislatura.

Tras la llegada del PP al Gobierno, y por lo tanto al Ministerio del Interior, Cosidó nombró a su propia Junta de Gobierno y situó al frente de la Policía Judicial al comisario Enrique Rodríguez Ulla. Solo seis meses después fue cesado por falta de confianza. Su lugar lo ocupó Losada, quien ha permanecido en el cargo desde julio de 2012.

Responsable de las investigaciones de corrupción

Del comisario general de Policía Judicial dependen diversas unidades como la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), que lleva investigaciones como el caso Palau, el caso Bárcenas o el caso Gürtel, entre otras. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha asegurado que este cambio obedece a intereses políticos del PP, que quiere "teledirigir" las investigaciones de corrupción que le afectan.

Sánchez Aparicio es licenciado en Ciencias de la Información y ha sido jefe de la Unidad de Análisis y Tratamiento de la Información e impulsor del sistema de inteligencia criminal. Hasta ahora era el jefe de la División de Formación y Perfeccionamiento.

A través de un comunicado, la Dirección General de la Policía ha enmarcado estos cambios en una reestructuración "con el objetivo de impulsar la cooperación internacional y mejorar las áreas de gestión interna".