Empate técnico entre CiU y ERC, según una encuesta de 'La Vanguardia'

El último sondeo publicado mantiene la tendencia apuntada en los meses anteriores: ERC, Ciudadanos y la CUP suben; CiU, PSC y PP caen; ICV-EUiA se mantiene. El mapa político resultante estaría profundamente fragmentado, haciendo más difícil la gobernabilidad.

5 min
Encuesta sobre intención de voto al Parlamento autonómico de Cataluña
Redacción
Domingo, 6.10.2013 03:09

Si hoy se realizasen elecciones autonómicas en Cataluña, CiU y ERC empatarían en número de escaños; el PSC y el PP perderían hasta cinco diputados autonómicos cada uno; ICV-EUiA repetiría resultados; Ciudadanos crecería un 50%, y la CUP multiplicaría por dos su representación actual.

Así lo refleja un sondeo encargado por La Vanguardia y publicado este domingo, que ofrece un mapa electoral profundamente fragmentado, donde los acuerdos para alcanzar la Generalidad serían más complicados.

La encuesta, consistente en 1.000 entrevistas telefónicas y otras 175 presenciales, fue realizada entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre pasados, consolida la tendencia apuntada en otros sondeos realizados en los últimos meses.

CiU estabiliza su hundimiento

Según este estudio, CiU descendería desde los 50 diputados autonómicos actuales hasta 36 ó 37, lo que supondría sus peores resultados de la historia en unos comicios autonómicos. Por debajo, incluso, de los 43 escaños que obtuvo Jordi Pujol en 1980.

En diez meses, desde las elecciones autonómicas de noviembre pasado, la formación presidida por Artur Mas habría perdido siete puntos porcentuales y 14 escaños. Y, desde las anteriores, celebradas en noviembre de 2010, la sangría habría sido de casi 15 puntos y 26 asientos.

En cualquier caso, la federación nacionalista parece haber tocado suelo en su caída, puesto que la encuesta del CEO de junio pasado ya le atribuía una horquilla de 35 a 37 diputados autonómicos, y la de El Periódico del mismo mes la dejaba en 34 ó 35.

ERC consolida su crecimiento

Aunque con los mismos escaños que CiU, la encuesta de La Vanguardia otorga una ligera ventaja a ERC en intención de voto. Este sería, de largo, el mejor resultado de la formación liderada por Oriol Junqueras desde la recuperación de la democracia; un techo que hasta ahora estaba fijado en los 23 escaños que consiguió Josep-Lluís Carod-Rovira en 2003. El crecimiento de ERC se produciría a costa de CiU y del PSC.

Desde noviembre de 2012, ERC habría crecido diez puntos porcentuales y habría ganado 16 ó 17 escaños, una cifra que se eleva hasta 26 si se compara con las elecciones autonómicas de 2010.

Sin embargo, no son los mejores resultados de la formación independentista en los últimos sondeos. El CEO le otorgaba 38 ó 39 escaños hace tres meses, mientras que El Periódico elevaba sus expectativas hasta los 40 asientos.

PSC y PP, a la baja

Después de CiU, los más perjudicados en la encuesta son el PSC y el PP, que se desploman al unísono. Los socialistas pasarían de los 20 escaños actuales a 15 ó 16, y una intención de voto del 12%. Son las peores expectativas de su historia (rebajando, incluso, lo que apuntaban las últimas encuestas), a un mundo de los 52 diputados autonómicos y el 37,7% de los votos que consiguió Pasqual Maragall en 1999.

El PP, por su parte, bajaría de los 19 asientos actuales a 14 ó 15. Una caída similar a la del PSC, si bien, les queda el consuelo de que actualmente se encuentran en su techo histórico, y de que las encuestas anteriores aún preveían una caída algo mayor.

ICV-EUiA repetiría los actuales 13 diputados autonómicos o perdería uno, manteniéndose de esa forma en su mejor resultado en unas elecciones al Parlamento autonómico.

Ciudadanos y la CUP, al alza

Ciudadanos confirma las expectativas que apuntaban los sondeos anteriores, y subiría de los 9 escaños actuales a 12 ó 13. Serían los mejores resultados de la joven formación, creada en 2006.

La encuesta indica que el crecimiento de la formación liderada por Albert Rivera se nutriría, principalmente, de antiguos votantes del PP, pero también del PSC y de CiU.

Por su parte, la CUP multiplicaría por dos su representación actual, pasando de tres a seis asientos. Lo haría a costa de las expectativas de crecimiento de ICV-EUiA.

La independencia tiene un precio

Un 49,8% de los encuestados asegura que votarían a favor de la secesión de Cataluña en un referéndum independentista, frente a un 38,3% que la rechazaría. En caso de que la Generalidad obtuviese un concierto económico similar al del País Vasco, las cifras se invierten (el 39,9% a favor de la ruptura, y el 49,2% en contra).

Un 84% de los entrevistados es favorable a celebrar un referéndum independentista, pero la cifra baja hasta el 57% en caso de que este no sea autorizado. La celebración de unas elecciones plebiscitarias al final de la legislatura solo recibe el apoyo del 32% de los encuestados.

Una “tercera vía” no independentista, pero que incluyese una mejora de la financiación de la Generalidad y el mantenimiento de la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, sería la opción preferida para un 41% de los encuestados, mientras que un 39% seguiría apostando por la secesión frente a esa alternativa.

Comentar