La Cámara de Comercio de EEUU en España prevé "una deslocalización masiva" de empleos y de inversión en caso de secesión

Jaume Malet, presidente de la institución, advierte de la "creciente preocupación" de las empresas estadounidenses ante la "inestabilidad política" generada en Cataluña por la intensificación del independentismo.

4 min
El presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España, Jaume Malet
Redacción
Martes, 15.10.2013 17:44

El presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España, Jaume Malet, ha afirmado este martes que las empresas transnacionales, en concreto, las de origen norteamericano, viven con "una preocupación muy grande y creciente" la "inestabilidad política" generada en Cataluña por la intensificación del independentismo.

La institución que desde hace doce años preside Malet representa a 350 empresas, entre las que se cuentan casi todas las compañías norteamericanas que operan en España, las españolas que tienen presencia en EEUU y las que forman parte del Ibex-35, y también pequeñas y medianas empresas que trabajan en España.

Malet se ha expresado, en una entrevista para Catalunya Ràdio, en nombre de la institución que representa, y que según ha afirmado, constituye el 24% del PIB nacional en facturación agregada sólo en España. En este sentido, el presidente de la Cámara ha advertido del riesgo de "una deslocalización masiva de puestos de trabajo y de inversión" como consecuencia de una hipotética secesión de Cataluña.

"Las empresas están aquí por un mercado de 47 millones"

Malet ha hecho estas declaraciones procurando dejar claro que no se trata de una amenaza. "Estas empresas están aquí por un mercado de 47 millones y no de siete", ha afirmado. "Además, prefieren que no haya fronteras porque los mercados grandes son su objetivo", ha zanjado.

Por lo demás, según Malet, "la inversión, de cualquier tipo, es muy cobarde en general. El dinero es cobarde, no quieren estar en lugares donde hay inestabilidad". En efecto, el presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España augura una "segura inestabilidad política económica" para los próximos años si Cataluña sigue deslizándose por senderos separatistas.

Para sostener lo anterior, Malet ha aportado datos de una tendencia que indica la creciente desinversión de capital en Cataluña:

"Desde el año 2005 hasta junio de 2013, la inversión bruta sin entidades financieras en Cataluña fue de 23.938 millones de euros. En el mismo período, en Madrid fue de 97.253 millones. No hablamos de la inversión americana, hablamos de toda la inversión, y de datos oficiales. En el mismo período, Madrid recibió cuatro veces más inversión que Cataluña. […] Un lugar como en Cataluña donde la inversión extranjera es tan importante, esto debería preocupar un poco".

En este contexto, Malet ha aclarado que no es una cuestión que dependa de cómo de centralizado sea un país. Lo anterior "no pasa en Italia, donde Roma no tiene la misma inversión que Milán. No pasa en EEUU, donde Washington no tiene la misma inversión que Nueva York, etc.".

"Este tema no interesa"

El presidente de la Cámara ha sido taxativo. Desde su posición al frente de esta institución, no ha escatimado recursos en transmitir que la situación es preocupante. Según ha afirmado, los inversores norteamericanos "le comunican cada día" su temor ante una posible ruptura de Cataluña respecto a España.

"Seguro que no perderán un mercado de siete millones, que es muy atractivo. Pero una cosa es fabricar, crear puestos de trabajo, hacer inversión en investigación y desarrollo, y otro tema es simplemente vender en un mercado de siete millones", ha declarado.

Malet ha insistido en que, "desde un punto de vista totalmente apolítico", puede sostenerse que la independencia de Cataluña "podría acabar con una reducción del mercado natural de todas estas empresas, y que a nadie le interesa invertir en un lugar que puede quedarse reducido como mercado y que tiene un futuro incierto".

"Desde un punto de vista económico", ha continuado Malet, "podemos dar muchas recomendaciones. Desde un punto de vista político, no. Ahora bien, creo que deberían pensar que hay en juego puestos de trabajo, inversión, pequeñas y medianas empresas que cada día tienen que salir y vender, y que todo esto no ayuda".

Finalmente, sobre si la "marca Cataluña" se ha visto afectada por el proyecto independentista, Malet ha sido concluyente: "Fuera de España es muy difícil diferenciar una marca de la otra. No. Este tema no está en la agenda. Hay muchos problemas en el mundo. […] Nadie está hablando de esto. He estado la semana pasada en Wall Street, en las reuniones del FMI en Washington y nadie me ha hablado de Cataluña, salvo los catalanes y españoles que hay por allí. No hay interés en este tema".

Comentar