La Generalidad prepara una subida de impuestos para recaudar 55 millones

El Gobierno autonómico ultima detalles para la creación de nuevas tasas y mayores subidas de impuestos para "compensar" que en 2013 no se incrementaron. El anteproyecto de ley elaborado por la Consejería de Economía y Conocimiento marcará la pauta de unos presupuestos no exentos de polémica.

3 min
Redacción
Viernes, 18.10.2013 12:54

La Generalidad prepara la creación de una treintena de nuevos tributos y el encarecimiento de otros ya existentes con la pretensión de recaudar 55 millones de euros y ahorrar más de 27 millones. Servicios que hasta ahora se prestaban de forma gratuita por la Administración autonómica serán gravados con tasas.

El Gobierno autonómico está trabajando con el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales, Administrativas, Financieras y del Sector Público. Una vez superados todos los trámites, dicha norma, en tanto que ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Generalidad, tendrá la función de desarrollarlos, designar su distribución y establecer medidas recaudatorias para 2014.

El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, anunció que presentará el anteproyecto, junto con las cuentas de 2014, "alrededor del día 29 de este mes", y sostuvo que esta subida de las tasas, estimada en un 5%, se hace en parte para "compensar" que en 2013 no se incrementaron.

A modo de ejemplo, y según publica este jueves El País, se está contemplado el cobro por solicitar subvenciones en materia cultural (de entre 15 y 250 euros para costear la tramitación); por pedir un duplicado de la tarjeta sanitaria (7 euros) y por la euroviñeta de los camiones en el Eje Transversal (que, supuestamente, habrá de suponer unos ingresos de 1,9 milones de euros).

Tributación verde

La llamada tributación verde se presenta como la medida más relevante para cumplir con los objetivos recaudatorios de la Generalidad. En efecto, nuevos gravámenes vendrán a complementar a los que ya fueron previstos en la proyectada ley de creación de impuestos medioambientales.

En principio, la Agencia Catalana del Agua (ACA) y la Agencia de Residuos de Cataluña confía obtener 13 millones adicionales. La subida del canon del agua para usos hidroeléctricos que pagan las centrales térmicas y nucleares -salvo Vandellós, que refrigera con agua de mar- supondrá unos ingresos de cerca de 8 millones de euros.

También se proyecta la creación de un nuevo canon para la deposición controlada de residuos industriales, amén de una subida de alrededor del 23% en el canon de deposición de residuos municipales.

Tributos polémicos

Otro aspecto polémico es que, según propone el anteproyecto, la Generalidad cobraría a las empresas entre 300 y 800 euros por mediar judicialmente en conflictos laborales en casos de reestructuración de plantilla o en la negociación de un convenio colectivo.

En cuanto a los tributos propios, se plantea la creación de nuevas tasas o la subida de las existentes sólo en las áreas de agricultura, caza o pesca, y se incrementan los costes de las licencias y permisos. Suben también las tasas para obtener certificados oficiales, la cédula de habitabilidad o la inscripción en exámenes para certificar el conocimiento del catalán, entre otras.

En cuanto a los tributos cedidos por la Administración General del Estado, la Generalidad reafirma su intención de derogar la deducción fiscal por la inversión en vivienda habitual. Del mismo modo, modifica el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para que este se pague a través de todo tipo de bienes inmuebles, no sólo de la vivienda. En este ámbito destaca también la creación de un impuesto sobre alquileres, con un tipo impositivo que será inicialmente del 0,3% pero que prevé alcanzar el 0,5%.

Entre otras fuentes de ingresos, más allá de los tributos, el anteproyecto anuncia la posibilidad de que el Instituto Catalán del Suelo preste servicios de pago a los ayuntamientos, al tiempo que estos deberán pagarse, por ejemplo, las depuradoras.

Comentar