Por tercer año consecutivo

La Generalidad volverá a recortar una paga extra a los funcionarios en 2014

Como se esperaba, los funcionarios que dependen de la Generalidad volverán a cobrar una sola paga extra el próximo año. Una medida que el Ejecutivo autonómico justifica echando la culpa al Gobierno. Los sindicatos no aceptan este argumento porque creen que hay alternativas.

3 min
Representantes de los sindicatos, entrando en el edificio de la Consejería de Economía y Conocimiento, esta mañana
Redacción
Viernes, 25.10.2013 16:14

La Generalidad de Cataluña ha ratificado este viernes a los funcionarios que los diversos recortes que los ha aplicado el Gobierno autonómico, entre las cuales destaca la supresión de una paga extra -que equivale a una reducción del sueldo anual de cerca del 7%-, se volverán a aplicar el año que viene. Este será el tercer año consecutivo en que los trabajadores públicos cobrarán una paga extra menos. Además de esta medida, los funcionarios siguen con el sueldo congelado, y se mantiene la reducción de sueldo y jornada del 15% a los interinos.

El Ejecutivo autonómico lo ha explicado a los representantes de los sindicatos en la reunión de la mesa de la función pública, que ha tenido lugar esta mañana a la sede de la Consejería de Economía y Conocimiento. Y la decisión no ha sido ninguna sorpresa, después de que el titular de la Consejería, Andreu Mas-Colell, anunciara el pasado 18 de septiembre que la Generalidad optaba para "repetir las medidas salariales del año pasado".

Entonces, Mas-Colell culpó el Gobierno, por haber reducido el objetivo de déficit para el ejercicio del 2014, que será del 1%, en vez del 1,58% del 2013. Una táctica que ha vuelto a repetir ahora el Ejecutivo autonómico, y que los sindicatos han rechazado categóricamente.

Los sindicatos creen que hay alternativas

Así, la Generalidad ha condicionado la recuperación de esta paga extra al hecho que el Gobierno compense a la Generalidad por el importe que esta esperaba obtener del impuesto sobre los depósitos bancarios, que quedó invalidado en la práctica al instaurar el Gobierno su propio impuesto -de rango superior- a los depósitos, pero a tipos cero.

Desde CCOO, Xesús González ha replicado que la Generalidad "tiene que negociar de acuerdo con sus capacidades de actuación, no con las que dependan de terceros". El sindicalista ha considerado "vergonzoso" el razonamiento del Gobierno autonómico, y ha opinado que este no está obligado a seguir recortando a los funcionarios, porque podría modificar el impuesto de sucesiones o reducir altos cargos.

El representante de CCOO también ha criticado que la Generalidad "ha reiterado su negativa a negociar", puesto que "se limita a comunicar medidas que quiere aplicar, para cumplir un trámite, sin entrar a valorar" las propuestas de los sindicatos, y sin "hacer contrapropuestas".

Menos funcionarios que cuando se aplicó el recorte de la extra

Por parte de UGT, Xavier Casas ha señalado que ahora hay en Cataluña 10.000 trabajadores públicos menos que el año pasado -el primero en que se recortó una paga extra-, justamente debido a "las lamentables y durísimas medidas de supresión de puestos de trabajo durante estos últimos dos años", por las que la Generalidad se ha ahorrado 320 millones de euros en costes salariales.

En su opinión, esta disminución del número de funcionarios hace que el recorte de la paga extra sea injustificable, porque estos 320 millones "coinciden con la cifra que se pretende volver a ahorrar recortando nuevamente, el equivalente a una paga extra". "Nuestro sindicato considera que el sacrificio ya está hecho y que, presupuestariamente, el ahorro también", concluye.

El Gobierno autonómico tiene la decisión tomada de hace tiempo, cómo han demostrado las declaraciones previas de Mas-Colell. Pero el recorte no se confirmará del todo hasta que no se aprueben los Presupuestos de la Generalidad, previsiblemente a comienzos de noviembre. Por eso los sindicatos han explicado que seguirán negociando con la Generalidad. La próxima reunión de la mesa de la función pública está convocada lunes, a primera hora de la mañana.

Comentar