Según una encuesta de 'El País'

Los grupos de izquierdas desbancarían al PP del Gobierno autonómico valenciano

Una encuesta de El País confirmaría la caída en intención de voto del PP, aunque seguiría como el partido con más apoyo. La suma de PSOE, Compromís y EUPV sería suficiente para gobernar. UPyD también irrumpe con fuerza.

3 min
Sondeo de Metroscopia sobre intención de voto en la Comunidad Valenciana
Redacción
Miércoles, 9.10.2013 14:30

Si hoy se celebraran elecciones al Parlamento autonómico de la Comunidad Valenciana, los partidos de la izquierda estarían en condiciones de gobernar, por encima de un PP que, lejos de la mayoría absoluta, tampoco podría formar gobierno con UPyD, que entraría en la Cámara autonómica con grupo parlamentario propio.

Este es el panorama trazado para las autonómicas Cortes Valencianas según un sondeo elaborado por Metroscopia para El País. La misma empresa llegó a parecida conclusión en octubre del año pasado, y ahora confirma resultados con una encuesta confeccionada con motivo de la festividad valenciana del 9 de octubre.

Según el sondeo, el PP obtendría 41 escaños, 14 menos que los 55 que atesora en la actualidad, y lejos de los 50 que conceden la mayoría absoluta en el Parlamento autonómico de la Comunidad Valenciana.

Entrada de UPyD y remontada de la izquierda

UPyD parecería recoger una parte de los votos que abandonan al PP de Alberto Fabra, de tal modo que, con el 6,9% de los votos, la formación liderada por Rosa Díez se consolidaría como grupo parlamentario en la Cámara autonómica con cinco diputados (uno menos que los seis que proyectaba la encuesta anterior).

El PSOE de la Comunidad Valenciana, liderado por Ximo Puig, seguiría quedando por debajo de los resultados obtenidos en las anteriores autonómicas (2011), con 27 asientos (23,6%), frente a los 33 actuales (28%). Sin embargo, remonta ligeramente respecto a la caída que preveía el anterior sondeo.

La debilidad de los socialistas y la caída popular beneficiaría, según la encuesta, a la izquierda representada por Compromís -formación coliderada por Enric Morera y Mònica Oltra- y Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) -con Marga Sanz a la cabeza-. Con 13 escaños cada uno, ambos duplicarían el porcentaje de voto y estarían en disposición de alcanzar una mayoría absoluta de 53 escaños si uniesen fuerzas con el PSOE.

El lastre de la corrupción

La encuesta también permite otras lecturas. La participación electoral caería con respecto a 2011, desde el 71,5% al 63,7%. Ni la crisis económica ni los casos de corrupción parecen conseguir darle la vuelta al clima general de desecanto ciudadano. Más bien al contrario, ahora un 39% de los encuestados opina que ningún partido defiende sus intereses.

La actuación del Gobierno autonómico de Fabra es juzgada como negativa por el 71% de los valencianos, mientras que el principal partido de la oposición en la Comunidad Valenciana recibe una consideración negativa por parte del 62% de los consultados. La opinión sobre los partidos de la izquierda que vienen pujando por atrás es algo más equilibrada, aunque su gestión en la oposición tampoco se salva de las críticas y el descrédito.

La mayor preocupación de los valencianos, según Metroscopia, es el paro, con una valoración de 9,3 sobre 10. Pero inmediatamente después le sigue la corrupción (9,1), que salpica a esta Comunidad mediante los casos Fabra, Brugal, Gürtel, Blasco y Emarsa, entre otros. La educación (8,6), la sanidad (8,4) y la justicia (8,1), se situán a continuación en la lista de preocupaciones.

 

Comentar