El Gobierno autonómico les debe 310 millones

Las farmacias amenazan con reclamar judicialmente a la Generalidad los intereses por las deudas impagadas

El Gobierno autonómico tiene una deuda vencida y no pagada de unos 310 millones de euros con las farmacias catalanas, correspondiente a los medicamentos con receta. La situación se ha agravado en el último año, y las farmacias, obligadas a endeudarse, cada vez pagan más intereses.

3 min
Manifestación de los farmacéuticos catalanes, el 21 de marzo de 2103, en la Plaza de San Jaime de Barcelona
Redacción
Viernes, 11.10.2013 16:45

El conflicto de los farmacéuticos catalanes con la Generalidad está lejos de solucionarse. Casi un año después de que las farmacias fueran a la huelga -por primera vez en 12 años- para reclamar los impagos de la Generalidad, en concepto de los medicamentos recetados por el sistema público de salud, la cantidad pendiente no deja de subir. Y además, las farmacias han tenido que asumir intereses bancarios que reclaman a la Generalidad. De momento, por vía administrativa. Y sin respuesta.

Según informa este viernes Europa Press, de fuentes del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña, los farmacéuticos catalanes se plantean pasar a la vía judicial para reclamar a la Generalidad que les abone 12 millones de euros, el importe de los intereses que han generado los préstamos que han tenido que pedir para pagar a los proveedores, debido a los impagos de la propia Generalidad. El departamento de Salud ha justificado siempre estos impagos por las tensiones de tesorería de la Generalidad, asegurando que están haciendo todo lo posible para pagar a las farmacias.

Hasta ahora, las farmacias han estado recurriendo a la vía administrativa para reclamar el pago de estos intereses. Pero, según denuncian, no han recibido ninguna respuesta desde la Administración autonómica, tres meses después de haber presentado la primera reclamación. Si este silencio de la Generalidad se mantiene, las farmacias se plantean presentar un recurso contencioso-administrativo en los tribunales.

De hecho, en el mes de marzo, las farmacias catalanas ya acordaron recurrir a la vía judicial para reclamar estos intereses, aunque antes han preferido agotar la vía administrativa. Entonces, los farmacéuticos elaboraron un manifiesto, que posteriormente presentaron en el Parlamento autonómico, donde reclamaban:

"No podemos seguir asumiendo el coste de los fármacos que estamos dispensando cada día a los ciudadanos. Los farmacéuticos estamos respondiendo, desde hace meses, con nuestros recursos para que no falten medicamentos a ningún enfermo de Cataluña. Y esta es una responsabilidad que tendría que ser de la administración pública".

Desde el departamento de Salud han explicado a CRÓNICA GLOBAL que están "trabajando" para pagar a las farmacias lo que les corresponde cada mes, y han añadido que las últimas facturas se han estado pagando puntualmente. También han indicado que el departamento está "en contacto" con el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña.

La deuda ha aumentado un año después de la huelga

El contencioso entre las farmacias y la Generalidad viene de lejos. En 2011, el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña divulgó un estudio propio en el que aseguraba que el 9% de las farmacias catalanas veían "comprometida" su viabilidad económica por no poder hacer frente a los pagos a los proveedores, debido a los retrasos de la Generalidad, así como a los recortes en gastos de Salud.

Al año siguiente, en octubre de 2012, el conflicto no sólo no se había desbloqueado, sino que se agravó. Los retrasos y los impagos de la Generalidad se intensificaron, y las farmacias celebraron una jornada de huelga para reclamar 180 millones de deuda al Gobierno autonómico.

Y la situación no ha parado de empeorar. En mayo de este año, la deuda vencida de la Generalidad a las farmacias -sin contar los intereses- subía ya a 270 millones. Ahora, un año después de la huelga, es de 310 millones, según reclaman las farmacias.

Comentar