Otegi renuncia a asesorar la comisión sobre el "derecho a decidir" para no perjudicarla

El ex dirigente de la ilegalizada Batasuna, que cumple condena por su relación con la banda terrorista ETA, fue invitado por la CUP a asesorar a la Cámara autonómica en su búsqueda de fórmulas para poder celebrar un referéndum independentista. Otegi reconoce que su presencia, física o por escrito, en el Parlamento autonómico sería contraproducente para el secesionismo catalán porque los "unionistas" vincularían así ese "proceso democráticamente ejemplar" con "procesos de carácter violento y antidemocrático".

3 min
Arnaldo Otegi
Redacción
Viernes, 11.10.2013 11:11

El ex dirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi ha rehusado la oferta de la CUP para participar en la comisión sobre el "derecho a decidir" que discute en el Parlamento autonòmico de Cataluña una estrategia legal para celebrar un referéndum secesionista en Cataluña. Otegi, condenado por su relación con la banda terrorista ETA, ha considerado que su intervención sería empleada contra el proyecto independentista.

Hace poco más de una semana la CUP planteó en la comisión -en la que no participan PP y Ciudadanos- que el dirigente abertzale formara parte del consejo de asesores.

En un principio, el resto de grupos, CiU, ERC, PSC e ICV-EUiA, consensuaron que podría hacerlo por escrito, desde la prisión de Logroño, pero después de las críticas recibidas, el PSC se desmarcó. "Otegi no representa los valores democráticos y de pactos que el PSC quiere defender", declaró el portavoz del grupo, Maurici Lucena.

Por respeto a un "proceso democráticamente ejemplar"

Lucena solicitó que, en la próxima sesión, la comisión votara sobre la idoneidad de pedir la opinión de Otegi. Sin embargo, finalmente, él mismo ha decidido desvincularse. En una carta de tres páginas, a la que ha tenido acceso El País, Otegi agradece pero rechaza la invitación de la comisión. Las razones que alega:

"He sabido (por los medios de comunicación) que mi hipotética participación ha generado inquietud en algunas formaciones políticas que me merecen el máximo respeto (CiU, Esquerra, ICV...) y que conforman una amplia mayoría en el Parlamento [autonómico]. [...] Es por ello que creo sinceramente que mi mejor aportación en este contexto es renunciar a participar en las tareas asignadas a la Comisión".

Otegi considera que su aportación en la comisión podría ser "utilizada como una auténtica arma arrojadiza contra el conjunto de fuerzas parlamentarias que apoyan el proceso soberanista", y, puesto que desea "profundamente" el éxito del mismo, decide quedarse al margen.

"No hay nada más alejado de mi voluntad que ser protagonista de un proceso que solo corresponde al pueblo de Cataluña, y menos aún convertirme en el instrumento -en uno de los muchos que han puesto y pondrán en marcha- para la desestabilización de un proceso de carácter histórico", ha argumentado el secretario general de Sortu.

Para Otegi, su presencia en la comisión parlamentaria alimentaría la estrategia de los "unionistas", que según él vincularían así ese "proceso democráticamente ejemplar" con "procesos de carácter violento y antidemocrático".

Comentar