Rajoy se toma su revancha

Cuatro días después del desplante del presidente de la Generalidad, Artur Mas, a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el Gobierno cierra la puerta a que el dirigente nacionalista intervenga en el Foro Económico del Mediterráneo Occidental que se celebra este miércoles en Barcelona.

3 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalidad, Artur Mas, durante un encuentro de ambos en la Moncloa
Redacción
Lunes, 21.10.2013 21:29

No habrá intervención del presidente de la Generalidad, Artur Mas, en el Foro Económico del Mediterráneo Occidental que este miércoles se celebrará en Barcelona, en el seno de la Unión por el Mediterráneo.

El dirigente nacionalista tenía la intención de pronunciar unas palabras de bienvenida en el foro internacional, que reúne a representantes de los gobiernos de Portugal, España, Francia, Italia y Malta, por un lado, y de Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, por otro, además de miembros de organizaciones empresariales de ambos lados del Mediterráneo.

En ese sentido, y en pleno proceso de internacionalización de su proyecto independentista, la Generalidad había maniobrado para que se visualizase su presencia, a pesar de que hace solo cuatro días el propio Mas protagonizó un plantón sin precedentes a la vicepresidenta del Gobierno en un acto organizado por la patronal Fomento del Trabajo en Barcelona.

El martes pasado, el consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, envió una carta al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, solicitándole que Mas pudiera intervenir el foro.

Un día después, García-Margallo rechazó la propuesta, por considerar improcedente la intervención de un presidente autonómico en una reunión de estados, pero sí invitó al dirigente nacionalista a asistir al foro.

"Es presidente autonómico y no de una nación"

En los últimos días, la presión desde la Generalidad ha ido en aumento, pero este mismo lunes García-Margallo ha ratificado su decisión en una conversación telefónica mantenida con Homs, a quien le ha recordado que corresponde a los servicios de protocolo de Presidencia del Gobierno organizar el acto.

Previamente, el líder de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, había defendido la participación de Mas en el foro, argumentando que este tenía lugar en Barcelona y en un espacio de la Generalidad. "[Mas] no tiene intención de hacer la conferencia inaugural; lo contrario sería un veto absurdo que no entendería", ha declarado este lunes.

De igual forma, el portavoz del PSC, Jaume Collboni, se había mostrado favorable a la intervención de Mas como "signo de distensión" entre ambos ejecutivos, autonómico y nacional. Mientras que la portavoz de ERC, Anna Simó, tildó de "autoritarios y sectarios" los posicionamientos del Gobierno en esta cuestión.

En cambio, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha pedido a Mas que "no vuelva a equivocarse otra vez". "Esperamos que Mas actúe con sentido común y se dé cuenta de que es presidente autonómico y no de una nación", ha sentenciado.

Comentar