Silbado por hablar en español... en una simulación parlamentaria de viejos

El Parlamento autonómico conmemora el Día Internacional de las Personas de Edad con la simulación de un pleno. Hablan representantes de todos los grupos parlamentarios. Al de Ciudadanos le silba una parte de los viejos diputados al pronunciar sus primeras palabras, en las que agradece la presencia a los 135. De Gispert se limita a reprochar las formas empleadas.

2 min
Daniel Tercero
Martes, 1.10.2013 17:18

 

Los viejos se vistieron de políticos por un día y se convirtieron en jóvenes maleducados. No todos, claro. Solo algunos. Este lunes se celebró en el Parlamento autonómico de Cataluña una simulación parlamentaria bajo el título: Pleno de la Experiencia. 135 escaños para 135 viejos. ¿El motivo? El Día Internacional de las Personas de Edad.

La Consejería de Bienestar Social y Familia y el Consejo de la Gente Mayor de Cataluña, organismo consultivo dependiente de la Generalidad, conmemoraron así la festividad que desde 1990 la ONU fijó en el 1 de octubre. Tres viejos hablaron para exigir al Gobierno autonómico que evite la pobreza entre los mayores y reciban la asistencia social, económica y sanitaria necesarias. En el pleno, Neus Munté (CiU), consejera del ramo.

Además de Munté, hablaron Glòria Renom (CiU), Marta Vilalta (ERC), Eva Granados (PSC), Fernando Sánchez (PP), David Companyon (ICV-EUiA) y José María Espejo-Saavedra (Ciudadanos). No importó que la consejera anunciase este mismo lunes que mantenía la suspensión del pago a los geriátricos privados, fue aplaudida -salvo por tres o cuatro presentes- tras su intervención.

"Anécdota" de "la división"

Antes de la consejera y por orden de mayor a menor habló un representante de cada grupo parlamentario. En su turno, Espejo-Saavedra cometió el delito de dirigirse a los presentes en español. Fue silbado. "Gracias y bienvenidos a todos los presentes...". Silbidos. "...En este Parlamento...". Silbidos. La mirada del diputado autonómico se dirigió entonces a Núria de Gispert (CiU) pidiéndole amparo. ¡Pidiéndole amparo en una simulación parlamentaria! ¡Y de viejos!

No pasó de ahí, de mera anécdota. La presidenta de la Cámara autonómica recordó a los 135 viejos que en el pleno "no se pueden hacer manifestaciones ni de acuerdo ni en desacuerdo" con la persona que tiene la palabra y solo "se permiten los aplausos", al finalizar el discurso. ¡Como si el diputado autonómico hubiera dicho algo! ¿Estaban en contra de que les dieran la bienvenida?

Para Espejo-Saavedra esta "anécdota" refleja claramente "la división que está creando el gobierno de CiU, con el apoyo de ERC", según ha señalado a CRÓNICA GLOBAL. Una "anécdota" que, incluso, representantes políticos de otros grupos -que estaban en la mesa presidencial durante lo sucedido- justifican porque "estamos en Cataluña".

Comentar