Susana Díaz presionó a Rubalcaba para que el PSOE diera el sí a Rosa Díez

El nacionalismo catalán sigue haciendo estragos en el PSOE. Los dirigentes territoriales del partido pugnan con la dirección federal en torno a la postura que debe adoptar el partido frente al llamado "derecho a decidir". Susana Díaz vuelve a enfrentarse con el PSC de Pere Navarro, esta vez condicionando la votación del PSOE ante la moción presentada por UPyD.

3 min
Redacción
Jueves, 31.10.2013 12:25

La líder del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, se habría sumado a quienes desde las filas socialistas piden la ruptura con el PSC. Horas antes de la votación en el Congreso de la moción de UPyD sobre el "derecho a decidir" de todos los españoles, la dirigente andaluza trasladó a Alfredo Pérez Rubalcaba que, si el PSOE se abstenía, se replantearía el apoyo a la dirección del partido.

No es la primera vez que la presidenta del PSOE de Andalucía alza públicamente la voz contra la toma de partido del PSC ante al órdago secesionista lanzado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU). En esta ocasión, Díaz ha querido blindar el rechazo socialista a la celebración de un referéndum independentista en Cataluña, y lo ha hecho presionando a Rubalcaba.

Así se explicaría que la dirección federal del PSOE virara de la abstención al sí en la votación de la moción. Y por segunda vez PSC y PSOE votaron de distinto modo en el Congreso.

Amenaza de ruptura con el PSC

La dirección federal del PSOE no quiso ayer abundar en la polémica, de modo que tanto PSOE como PSC aseguran que no se romperá el vínculo entre ambos partidos. El denominado "derecho a decidir" divide a ambas formaciones. Esto es harto conocido, comenta Navarro. Y la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, no dejó de subrayar que sí, que comparten proyecto político, y que este está basado en la "unidad de España", y en el "socialismo".

Las concesiones a los nacionalistas que, según critican pesos pesados del partido actuales y pasados, como Alfonso Guerra, Guillermo Fernández Vara y la propia Susana Díaz, vendrían haciendo los de Navarro en Cataluña, han desatado el fantasma de la necesidad de una marca blanca del PSOE para esta Comunidad Autónoma.

Eso fue lo que declaró públicamente Alfonso Guerra, actualmente alejado de la dirección del PSOE. Pero también Fernández Vara, líder de los socialistas extremeños, otro de los bastiones del PSOE a nivel nacional.

Hasta el momento, Rubalcaba no ha querido forzar las relaciones con Pere Navarro. Sin embargo, las discrepancias se han concretado esta vez en el voto a un asunto capital en la política catalana y nacional. Y así, a las palabras de Guerra respondía el diputado del PSC por Gerona, Álex Sáez, declarando que "hay otras generaciones, como las nuestras, que ahora tienen que ser capaces de dar a España un nuevo marco de convivencia para los próximos años".