Un manuscrito hallado en casa de Millet alude a una "reunión" con CDC

La nota indica "reunión Convergència". Fuentes judiciales apuntan que se trata de la caligrafía del saqueador confeso del Palau de la Música, y que esta fue escrita posteriormente a su imputación. El instructor concluyó que CDC presuntamente habría obtenido más de cinco millones de euros a través de la institución musical.

2 min
Redacción
Jueves, 10.10.2013 22:45

Unas anotaciones manuscritas halladas durante el registro judicial de la casa de Fèlix Millet en l'Ametlla del Vallès (Barcelona), realizado en julio de 2012, relacionan al ex presidente del Palau de la Música con CDC.

Según han publicado diversos medios, el texto -escrito en el reverso de un papel donde constan los honorarios de los abogados de Millet- indica "reunión Convergència", aunque no especifica con qué persona, ni el lugar, ni la fecha.

Se desconoce si el encuentro llegó a producirse o no, aunque desde la formación nacionalista niegan haber tenido cualquier contacto con el saqueador confeso del Palau después de que estallara el escándalo.

La nota, auténtica y posterior a la imputación

Fuentes judiciales dan por sentado que la nota fue escrita por Millet, ya que fue encontrada en una mesa de su casa, y su caligrafía coincide con la del ex presidente de la entidad musical.

También consideran que el escrito es muy posterior a su imputación, ya que en el anverso constan pagos a sus abogados fechados entre los veranos de 2009 y 2010.

El instructor del caso Palau, Josep Maria Pijuan, incorporó el documento a la causa y lo mantuvo, hasta ahora, en una plica cerrada porque los abogados de Millet recurrieron la decisión al considerar que se trataba de una comunicación privada entre cliente y abogado. Finalmente, la Audiencia de Barcelona ha decidido que el manuscrito es de interés para el caso y debe figurar en la investigación.

La instrucción del caso Palau de la Música concluyó considerando que hay indicios que apuntan a que el partido presidido por Artur Mas presuntamente cobró cinco millones de euros a través de la institución musical que supuestamente podrían proceder de comisiones a cambio de adjudicaciones de obras públicas.