Revista de prensa

Vila d'Abadal, del 'Ara' al 'Gara': "Kataluniako prozesua"

La independencia de Cataluña es irreversible, declara el alcalde de Vic en Gara; en el Ara, sin G, anuncian que Mas le hará un feo a Rajoy.

9 min
Pablo Planas
Miércoles, 23.10.2013 08:42

La sonrisa de Inés del Río, la etarra excarcelada ayer, embarga las portadas de los diarios de toda España. Está la versión a la salida de la cárcel y la versión en Twitter, publicada por uno de sus abogados, letrado que más que reirse, se descojona. Insisto en acudir a las fuentes autorizadas y tropiezo por segunda vez en la lectura de Gara, diario en el que de Inés sólo aparece el apellido. El homenaje se lo pegan con la foto de los ministros Ruiz-Gallardón y Fernández Díaz y sus caras de circunstancias del lunes. Han tardado un día en verlo (menudo resacón), pero al final han entendido en la redacción vasca los términos gráficos de la capitulación. No podía faltar esa imagen para la historia en su hemeroteca. Hasta ahí, todo normal. Una portada más, pero no es así. Leer para creer. Josep Maria Vila d'Abadal, el Vic-eko alkatea, o sea el alcalde de Vic, también sale en la primera plana de Gara. Sí, no de Ara, de Gara, y con una entrevista en euskera nada menos: "Kataluniako prozesua atzeraezina da". ¿Cómo lo ven? ¿Hacemos la broma del aserejé?

La versión digital de la cosa impresa está en castellano. "El proceso soberanista catalán es irreversible, no hay opción de pararlo", se conoce que es la traducción más aproximada del titular. "Pienso que la vasca y la catalana son realidades sociales muy diferentes, por lo que no se pueden comparar. Nosotros siempre hemos visto el proceso vasco como envidiable, pero no creo que sea comparable. Son dos caminos que estamos recorriendo juntos, al ser dos naciones sin Estado, con la simpatías mutuas lógicas que ello genera. Lo que si quisiera es que algún día se iniciara un proceso claro y transparente en Euskal Herria, que lo llevara a tener la plena soberanía", declara el presidente de la Associació de Municipis per la Independència (AMI). Que el "proceso vasco es envidiable", sí, han leído bien. Es la respuesta a la última pregunta de una entrevista que firma en Errenteria (Rentería, la de una bandera cada día) Aimar Etxeberria. D'Abadal estaba por ahí de estrella invitada en un ciclo de conferencias de la izquierda abertzale. ¿Qué quieren que les diga? Es lo que hay y está en Gara.

Sobre la liberación exprés de la etarra (la administración de justicia es tan rápida cuando se quiere como lenta cuando se conviene) subraya Abc que: "La Audiencia excarcela a Inés del Río sólo 24 horas después de la sentencia europea". El editorial del diario monárquico es una recapitulación: "Zapatero, la raíz de la crisis de España". Ya se imaginan. En El Mundo, Federico Jiménez Losantos aborda la cuestión con el titular: "Una amnistía apenas incierta" y escribe sobre la doctrina Estrasburgo: "Aún esperamos que con la misma prisa, los jueces de la Amnistía ilegalicen todas las fachadas político-electorales de la ETA, como recomendó el TDH [se refiere al tribunal estrasburgués], Resupremo del Supremo y Reconstitucional del Constitucional, pero sólo a veces".

En Madrid se esperaba una reacción del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En pocas líneas, Ana Isabel Sánchez traza en Abc una pieza antológica sobre los regates, hasta cinco seguidos, del presidente ante el "acoso de la canallesca". Ni a la salida, ni a la entrada, ni en el entreacto, ni durante el partido ni en los vestuarios (del Congreso de los Diputados) consiguieron arrancar los periodistas de Rajoy una respuesta sobre la doctrina descartada. Sólo la diligencia de la Audiencia Nacional en este caso es comparable con la diligencia en el mutismo de Rajoy siempre. Carmen Morodo explica en La Razón y en exclusiva que el Gobierno incluirá un "Estatuto de la Víctima" en la reunión del Consejo de Ministros del viernes. En la portada de ese diario se informa también de que se prepara una manifestación para este domingo de las víctimas, que no acaban de encajar la pasividad gubernativa ante las excarcelaciones.

El País no se queda sólo con la sonrisa de Inés del Río. Pasa página editorial y vuelve a Cataluña. "Marginar al moderado" es el titular de su sermón principal y no va sobre Estrasburgo sino sobre la tercera vía de Duran. ¿Cómo? Pues sí: "El enquistamiento de la cuestión catalana tendrá hoy su completo relato icónico: el veto del Gobierno al presidente de la Generalidad, Artur Mas, en el Foro Mediterráneo, un desquite protocolario a su reciente pataleta jugando a la silla vacía en un acto patronal por tener celos de la presidencia en funciones de Sáenz de Santamaría. El mutuo boicoteo protocolario simboliza bien cómo algunos dirigentes son duchos en hurtar el imperativo democrático del diálogo institucional. Estos dislates de apariencia menor coronan otros daños de mayor cuantía. Sobre todo, el intento de marginar a los moderados, de angostar las terceras vías, de reducir las alternativas posibles únicamente a dos: el statu quo o la independencia".

Joan Barril, en El Periódico, piensa lo mismo o parecido. "Duran, portero de noche", titula su colaboración: "La torpeza del complejo político-mediático-judicial radicado en Madrid se encuentra en la base de la eclosión del independentismo". Y hasta ahí puedo leer, como se dice en los concursos televisivos. El resto es fácil de imaginar. Juan Carlos Valero, en Abc, sostiene, en cambio, que la responsabilidad es de la difusión masiva de una idea y una "historia elegida, tuneada y tramposa".

Francesc de Carreras, en La Vanguardia, se hace una pregunta bastante extendida. "¿Por qué calla el Gobierno?" es el titular de su artículo, en el que afirma: "Quizás hace un año era aconsejable la cautela. Quizás. Pero en la situación actual, cuando el empeño del Gobierno [autonómico] en tensar la cuerda al máximo es visible y se apresura en fijar para los próximos meses una consulta, legal o no, el Gobierno español debería perder todos los complejos. Está bien que el Fondo estatal de Liquidez Autonómico (FLA) preste cada mes el dinero que a la Generalidad le falta para pagar a funcionarios y proveedores: el deber del Gobierno es defender a los ciudadanos ante la mala gestión de las autoridades catalanas. Pero también el Gobierno debería decir la verdad, su verdad, a estos mismos ciudadanos".

El fuerte de Rajoy no es la locuacidad, como tampoco parece que la urbanidad informe los comportamientos (políticos) de Artur Mas. Llegamos al choque de trenes y Ara predice una "protesta simbólica" de Mas. "El presidente [autonómico] asistirá al acto, pero se marchará antes de que hable Rajoy". En la Moncloa se deben haber atragantado con el cruasán. Una hora y media va a durar la estancia de Rajoy en el foro euromediterráneo barcelonés y hasta se ha preparado un comité de bienvenida que anima a rodear el Palacio de Invierno, digo de Pedralbes, con esteladas.

Menos mal que ya hemos salido del túnel, que dijo ayer el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, nada menos que en el Congreso, con luz (es lo que tiene estar fuera del túnel) y taquígrafos. Aquí y allí, el subidón de Montoro lo asume la prensa con cierto especticismo. Ofrecen una fotografía del ministro con su colega De Guindos que es de lo más bizarro del día. En El País firma la imagen Luis Sevillano. De Guindos le pasa el brazo por la espalda a Montoro. Los dos sacan mandíbula y se aferran a las carteras. Parecen dos futbolistas del Liverpool segundos antes de saltar al césped de Anfield.

Mucho optimismo y mucho Bill Gates, pero María Cuesta, en Abc, desvela que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha abierto una investigación sobre el alza de la cotización de FCC dos minutos antes de la irrupción del millonario como segundo accionista de la empresa. De información privilegiada va el asunto.

Dos recomendaciones librescas. En El Punt Avui, Manuel Cuyàs escribe: "El lunes nos reunimos un buen grupo de gente en la Casa del Libro de Barcelona para asistir a la presentación de Quan en dèiem xampany, la última producción literaria de Rafel Nadal. Si la anterior, Quan érem feliços, era buena, esta es mucho mejor". Y en la contraportada de El País Pere Ríos entrevista al abogado barcelonés José María Fuster Fabra, defensor durante dos décadas de víctimas del terrorismo y del general Galindo. "Esas y otras vivencias han sido recopiladas en el libro En toga de abogado (Planeta), escrito con la periodista Xiana Siccardi. 'Una parte de la derecha española no me perdonará nunca que estuviera en el equipo que defendió a la asociación de Pilar Manjón', vuelve a insistir (el abogado)", apunta Ríos.

Atención, por último, a La Gaceta, que titula a todo trapo y sobre fotografía de Mas: "No habrá cava para tanta independencia". Freixenet paraliza la construcción de un nuevo centro logístico, explican. Es su apuesta del día, la del diario, se entiende. La sonrisa de Inés va por dentro.

Comentar