Vila d'Abadal presenta el Moviment Demòcrata Català

Nueve meses después de abandonar UDC -tras ser derrotado por Duran i Lleida en el congreso de la formación democristiana-, el alcalde de Vic y presidente de la Associació de Municipis per la Independència crea una nueva plataforma independentista, que no descarta convertirse en partido político.

2 min
Josep Maria Vila d'Abadal, durante el acto de este sábado
Redacción
Sábado, 5.10.2013 22:30

La fragmentación del espacio independentista catalán parece no tener límite. A la multitud de entidades, organizaciones y partidos de todo el espectro ideológico que defienden la secesión de Cataluña se ha sumado este sábado uno más: el Moviment Demòcrata Català (MDC).

Promovida por el alcalde de Vic (Barcelona) y ex dirigente de UDC, Josep Maria Vila d'Abadal, la nueva plataforma, que no descarta convertirse en partido político, se define en su manifiesto fundacional como una "organización cívica" que se rige por los principios del "humanismo" y que pretende ser "un amplificador abierto de sugerencias y propuestas cívicas" para conseguir la independencia de Cataluña.

El MDC aglutina a diversos ex miembros de UDC, entre los que destacan, además del propio Vila d'Abadal, Josep Anglada Dorca, alcalde de Vidrà (Barcelona) -donde se ha celebrado el acto- y Xavier Farrés, concejal de Vic.

Los tres han intervenido en la presentación, junto al abogado Àlex Serrahima, en la que también han estado presentes dirigentes independentistas de otras formaciones, como Oriol Pujol (CDC), Alfons López Tena (Solidaritat) y Uriel Bertran (Solidaritat).

Dejó UDC en diciembre de 2012

Vila d'Abadal abandonó UDC en diciembre de 2012, siete meses después de ser derrotado en el congreso en el que se enfrentó a Josep Antoni Duran i Lleida por hacerse con el liderazgo del partido. Con él, arrastró a un grupo de militantes que ahora han apostado por fundar el MDC.

Vila d’Abadal, que es presidente de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) -creada en diciembre de 2011-, se había distanciado en los últimos años de Duran i Lleida, por considerarle poco independentista.

"Jesucristo sería claramente independentista. Y tanto que lo sería. De hecho, Montserrat también lo es", afirmó en una entrevista en mayo de 2012. También son conocidas sus declaraciones en tono xenófobo. "Tenemos que obligar a los inmigrantes a que se conviertan en catalanes", llegó a señalar en una conferencia celebrada en Vic a principios de 2011.

Comentar