¿Arriola negocia la pregunta de un referéndum independentista con Mas?

Rajoy podría haber dado orden a su fontanero de cabecera -marido de Celia Villalobos, vicepresidenta primera del Congreso- negociar con el equipo de Mas una pregunta para autorizar un referéndum independentista en Cataluña. Según Anson, las informaciones que le llegan "coinciden en señalar que Pedro Arriola está negociando enmascaradamente con la Generalidad, por decisión de Mariano Rajoy" un texto que "sea cual sea, se matice como se matice, se presentará como un triunfo del secesionismo".

4 min
Pedro Arriola y Mariano Rajoy, en una imagen cuando el segundo todavía no era presidente del Gobierno
Redacción
Martes, 12.11.2013 09:02

CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP están intentando llegar a un acuerdo para pedir a las Cortes Generales que el Gobierno delegue una función -convocar un referéndum independentista en Cataluña- que, en el mejor de los casos es de dudosa legalidad y que el Tribunal Constitucional ha limitado al conjunto del pueblo español. En esta tarea, en la elaboración de la pregunta, estaría colaborando Pedro Arriola.

Según informa este martes Luis María Anson, ex director de Abc y La Razón y actualmente columnista de El Mundo, "todas las informaciones reservadas" que le llegan "coinciden en señalar que Pedro Arriola está negociando enmascaradamente con la Generalidad, por decisión de Mariano Rajoy, el texto de la consulta sobre el derecho a decidir", que "sea cual sea, se matice como se matice, se presentará como un triunfo del secesionismo".

De esta manera, según el periodista -también presidente del diario digital El Imparcial-, el presidente del Gobierno habría dado su visto bueno a que se llevase a cabo un referéndum en Cataluña y para ello habría encargado "a su favorito, a su mentor áulico, Pedro Arriola, caudillo indiscutible de las tinieblas", la negociación con el equipo de Artur Mas, presidente de la Generalidad, "un asunto que afecta a la misma esencia de la nación española".

En un artículo publicado en el diario de Unidad Editorial, Anson, muy crítico con esta decisión, señala que el tema le parece "de tal gravedad que es necesario exigir luz y taquígrafos sobre un asunto que afecta y concierne a todos los españoles"; y recuerda que "el mero hecho de negociar el texto de una consulta, a todas luces anticonstitucional" significa, desde su punto de vista, "una victoria para el secesionismo y una derrota sin paliativos para el Gobierno".

"A su eminencia gris"

En opinión del periodista, "las informaciones" que le llegan apuntan a que Rajoy se está mostrando débil en un asunto como el del nacionalismo catalán, "como resultado de una política de indiferencia, de falta de reacción, de que el tiempo resuelva las cosas". Y añade Anson: "Y no. El tiempo no ha resuelto nada. El Gobierno se bate a la defensiva mientras el secesionismo cabalga a galope tendido".

El presidente del Gobierno, "en lugar de responder a ese desafío con la creación de un clima nacional que haga vibrar a toda España en contra de cualquier fórmula que suponga la fragmentación de su unidad", permanece "agazapado en su madriguera monclovita y todo lo que se le ha ocurrido es encargar a su eminencia gris", en referencia a Arriola, "la responsabilidad de una negociación enmascarada cuando cualquier paso en este camino debería ser conocido y debatido por la opinión pública".

En esta línea, para el ex director de los dos diarios conservadores de tirada nacional Mas y Oriol Junqueras (ERC):

"Solo tienen un camino constitucional, el que siguió Ibarretxe con su plan secesionista: presentar la propuesta en el Congreso de los Diputados y seguir el procedimiento que establece el artículo 168 de la Carta Magna para reformar los títulos y el articulado que una propuesta de semejante género exige. Si los secesionistas catalanes consiguen los dos tercios de los votos del Congreso y del Senado y, tras la convocatoria inmediata de elecciones generales, se alzan también con los dos tercios del nuevo Congreso y del nuevo Senado, entonces los catalanes tendrán derecho a decidir, junto al resto de los españoles, en un referéndum nacional".

Finalmente, Anson desvela que "a algunos de los dirigentes más responsables del PP se les han puesto los pelos de punta al filtrarse la noticia" sobre la negociación de la pregunta entre Arriola y el equipo de Mas, pero no apunta a que vayan a producirse movimientos en el seno del partido.

Comentar