"La puta y la Ramoneta 2.0"

CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP discuten sobre si se presenta una proposición de ley o una proposición no de ley (PNL) al Congreso para pedir la transferencia y poder convocar un referéndum de autodeterminación. La primera opción pasa por la mesa del Congreso, con mayoría absoluta del PP, la segunda, no, directamente al pleno de la Cámara Baja. ERC no quiere que decidan los populares; ICV-EUIA quiere fuerza de ley a la propuesta. CiU está en medio; y la CUP les acusa de jugar a "la puta y la Ramoneta 2.0".

4 min
Pleno del Parlamento autonómico de Cataluña durante una votación
Daniel Tercero
Martes, 26.11.2013 18:51

La CUP critica a CiU y ERC de "exceso de tacticismo", en ICV-EUiA no entienden nada del no acuerdo, en Ciudadanos recuerdan que "los mecanismos" para celebrar un referéndum no dan de comer, en el PP están tranquilos porque el Congreso no puede ceder lo que piden los nacionalistas y el PSC advierte que van "contra las rocas". Mientras tanto, CiU y ERC silban mirando al techo.

Todo indica que CDC, UDC y ERC están discutiendo la pregunta y la fecha de un referéndum independentista y, mientras no lleguen a un acuerdo, han decidido no dar un paso más en el camino paralelo de la petición al Congreso para que este ceda la convocatoria del referéndum. En este movimiento, ecosocialistas y cupaires se confiesan fuera de juego.

Así, Quim Arrufat (CUP) y Dolors Camats (ICV-EUiA) han mostrado su sorpresa por la decisión de CiU y ERC que, tal y como han confirmado los dos diputados autonómicos, este lunes por la tarde se negaron a registrar en el Parlamento autonómico una petición formal -tras varias semanas de negociaciones- para incluirla en el pleno del próximo 4 de diciembre.

Arrufat les ha acusado, en rueda de prensa, de estar jugando a "la puta y la Ramoneta 2.0" y ha señalado que "suficientes enemigos tiene la consulta, incluso en Cataluña, como para que los soberanistas se pongan a putinejar". Camats, por su parte, ha denunciado que "había mucha urgencia por cerrar la vía [del Congreso] hace tres semanas, y ahora esta urgencia [de CiU y ERC] ha desaparecido".

ERC no llevará una propuesta de ley al Congreso

Desde CiU y ERC se mira a otro lado. Pero se dicen las cosas claras. No habrá votación en el Congreso de una propuesta de ley, como pide ICV-EUiA, para pedir la transferencia de la convocatoria del referéndum, porque esto es dejar "en manos de la mayoría absoluta del PP" que los ciudadanos de Cataluña puedan votar.

"Es así de sencillo", ha indicado Marta Rovira, número dos de ERC, partido que apuesta por presentar una propuesta no de ley, una iniciativa que entra en el Congreso por cuotas y que por el trámite parlamentario de la Cámara Baja permitiría que se votase en febrero de 2014. La propuesta de ley, sin embargo, podría caer en la mesa del Congreso, con mayoría absoluta del PP.

En cualquier caso, ERC no respaldará ninguna propuesta de ley. Y en este punto la fricción entre ERC e ICV-EUiA es total. En esto, este partido "no puede ceder" pues "se ha intentado muchas veces"; y Rovira, de paso, ha advertido a CiU: los presupuestos de la Generalidad para 2014 no son los deseados y, sin embargo, se pactaron a cambio de que, entre otras cosas, la celebración de un referéndum de autodeterminación no estuviera "en manos" del PP.

Optimista se ha manifestado Jordi Turull (CiU). El portavoz de CiU en el Parlamento autonómico ha asegurado que las discrepancias entre las cuatro formaciones no retrasarán "para nada" la iniciativa independentista, pero sí ha confesado que se han quedado "encallados".

"Lío", "no puede decidir" y "día de la marmota"

Al margen de todo este "lío" están PSC, PP y Ciudadanos. Maurici Lucena (PSC) ha mostrado su "sorpresa" por el "lío considerable" que tienen estas cuatro formaciones parlamentarias y les ha pedido que se unan al PSC en su vía. Es decir, lo primero que hay que encontrar es un acuerdo entre gobiernos.

El portavoz adjunto de los populares en el Parlamento autonómico, Santi Rodríguez, ha recordado que al PP no le preocupa que lleguen a un acuerdo o no, en la propuesta a la Cámara Baja, pues "la independencia de Cataluña es una cuestion que no puede decidir únicamente el Congreso".

Finalmente, Jordi Cañas, quien, muy enojado, ha definido la situación como "el día de la marmota" y un debate "aburrido" e "intelectualmente estéril", ha exigido a CiU "que den marcha atrás o que, por favor, saquen a la política catalana de la parálisis. [...] Las consultas no dan de comer, las fechas no dan de comer, los mecanismos para esa consulta no dan de comer, los catalanes necesitan un gobierno... que gobierne o que dimita".

Acaban las ruedas de prensa de este martes. Un periodista, confeso independentista y en un medio de comunicación de ámbito nacional, se resigna: "La querían tanto, que entre todos la mataron". El pasado 11 de noviembre se anunció un acuerdo para llevar la petición al Congreso, pero sin saber cómo. Sin saber cómo... siguen.

Comentar