"No se va a celebrar un referéndum en Cataluña porque las fuerzas locales entrarán en razón y no echarán ese pulso al Estado, porque lo perderían. En el caso de que decidieran hacer la consulta de forma unilateral, no tendría mayor recorrido, así que no es para intranquilizarse"

Santiago Muñoz Machado, escritor, jurista y miembro de la Real Academia Española (RAE), Premio Nacional de Ensayo 2013, en sendas entrevistas publicadas este miércoles en Abc y en El Mundo:

[...] La consulta soberanista catalana está fuera de la Constitución porque en la Constitución no caben consultas de este tipo. No se va a celebrar un referéndum en Cataluña porque las fuerzas locales entrarán en razón y no echarán ese pulso al Estado, porque lo perderían. En el caso de que decidieran hacer la consulta de forma unilateral, no tendría mayor recorrido, así que no es para intranquilizarse.

[...] Quien proponga [una reforma federal de la Constitución] debería responder a dos preguntas fundamentales: primero, ¿cuántas CCAA actuales han pedido convertirse en Estado para formar una federación? ¿Han dicho el País Valenciano, Extremadura, Cantabria o la Rioja que quieren tener una Constitución donde tenían un Estatuto de Autonomía y que en lugar de CCAA se van a llamar Estados de la Federación Española? Eso no lo ha pedido nadie. En segundo lugar, el modelo federal ¿resuelve el problema de Cataluña? ¿Se quedarían satisfechos los nacionalistas catalanes si cambiamos la denominación y creamos unas estructuras federales? Si estas preguntas no tienen respuesta positiva, es mejor dejarlo.

[...] Al Estado se le percibe débil en esta problemática. Otros discursos nacionales o nacionalistas crecieron sin complejos y el que debería unirnos no logra su cometido. ¿Por qué?

Publiqué hace unos años un libro El problema de la vertebración del Estado en España, donde analizo este problema desde el siglo XVIII, desde los Decretos de Nueva Planta, hasta la actualidad, y la tesis que sostiene ese libro es que no ha habido políticas del Estado.

¿Históricamente?

El Estado no ha estado todo lo presente que hubiera debido en las políticas concretas para fortalecer la cohesión del país, la nacionalización, en el sentido españolista del término, tan denostado algunas veces.

Parece que es pecado decirlo…

Parece que es legítimo que los demás intenten nacionalizar, los territorios donde hay un partido nacionalista hagan un esfuerzo de todo tipo por nacionalizar a sus gentes y que sean reprobables, en cambio, las políticas de nacionalización en el sentido español.

¿Qué políticas faltaron desde el comienzo?

Pues todas, desde las de obras públicas hasta las educativas. Las educativas son las más obvias, pero las de infraestructuras, de organización del comercio, de la unidad de mercado. Todas esas políticas han sido desatendidas no ahora, sino durante muchos años a lo largo de nuestra historia.