¿Paso atrás del PSC en el debate sobre el referéndum independentista?

Algunos medios aseguran que el PSC endurecerá su oposición a la deriva independentista de CiU y ERC, desmarcándose más claramente de cualquier "consulta ilegal". Collboni asegura, en cambio, que no hay ningún giro, y que siempre han defendido un referéndum "legal y acordado" con el Gobierno.

4 min
Jaume Collboni, portavoz del PSC y diputado autonómico
Alejandro Tercero
Lunes, 11.11.2013 16:45

El PSC endurecerá su oposición a la deriva independentista de CiU y ERC, lo que escenificará votando en contra de todas las iniciativas que vayan en la dirección de celebrar un referéndum independentista sin la autorización del Gobierno o de las Cortes Generales.

Así lo recogen diversos medios, este lunes, de fuentes de la dirección de los socialistas catalanes, solo un día después de la Conferencia Política del PSOE, en la que hubo buenas palabras hacia el PSC, pero en la que no se debatió la principal diferencia que separa a ambas formaciones: la celebración de una consulta secesionista en Cataluña.

Según estas filtraciones, el PSC dejará de centrarse en la defensa de una consulta "acordada", y pasará a oponerse a "la consulta ilegal" promovida por Artur Mas y Oriol Junqueras, para que se visualice su negativa a "acompañar" a CiU y a ERC hacia lo que consideran un fiasco político, porque consideran que el referéndum "no se celebrará".

"Estaba claro que no podríamos ir todos juntos en un mismo autobús"

De hecho, hace solo una semana, Miquel Iceta, presidente de la Fundació Rafael Campalans -el think tank del PSC-, ya dio algunas pistas sobre este giro. "Estaba claro que a partir de un momento determinado no podríamos ir todos juntos en un mismo autobús, porque el destino final de unos y otros no era el mismo. Mientras unos queremos pactar, otros quieren romper. Mientras unos queremos preguntar cuál es la mejor manera para quedarnos, otros quieren preguntar sobre la manera más rápida de irse", escribió en su blog.

Uno de los objetivos de este cambio sería el de frenar la fuga de votos hacia Ciudadanos. Desde el PSC consideran que alejarse del discurso independentista y recuperar iniciativas en el ámbito social, del aborto, de la eutanasia o de las pensiones podría cubrir ese frente.

Además, el primer secretario del partido, Pere Navarro, solo ha tenido buenas palabras para la Conferencia Política del PSOE de este fin de semana, llegando a asegurar que comparte "totalmente" la "pasión por España" del PSOE que ha expuesto Rubalcaba, "que es una pasión sobre todo por los españoles, no sólo por los símbolos y las banderas".

Collboni niega un cambio en la línea de actuación del PSC

Sin embargo, este lunes, han vuelto las contradicciones. Por una parte, el portavoz del partido, Jaume Collboni, ha negado que el partido vaya a modificar su posición respecto al denominado "derecho a decidir" porque siempre han defendido la celebración de una consulta "legal y acordada", algo que seguirán haciendo.

En cambio, se desmarcarán de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, que ya se han puesto de acuerdo en solicitar formalmente a las Cortes Generales que delegue a la Generalidad -apelando al artículo 150.2- la potestad para celebrar un referéndum independentista. "¿De qué sirve llevar esta petición que el Congreso tumbará? Con un plan Ibarretxe ya tenemos bastante", han señalado fuentes del PSC al diario Ara.

Según estas fuentes, los de Navarro tampoco apoyarán la fecha y la pregunta de una supuesta consulta indepedentista que CiU y ERC acordarán antes de final de año.

Preguntado por la verosimilitud de estas filtraciones, Collboni ha insistido en que su partido matendrá la misma línea trazada hasta ahora. Una línea que les llevó a desmarcarse del PSOE en el Congreso hace diez días, cuando se abstuvieron ante una moción de UPyD que recogía que el llamado "derecho a decidir" corresponde a todos los españoles, y que una semana después les permitió votar junto a CiU, PP y Ciudadanos en el Parlamento autonómico para rechazar una moción de la CUP que instaba a la Generalidad a "promover" un referéndum de independencia de "forma unilateral", en caso de no haber acuerdo con el Gobierno.

En todo caso, el portavoz del PSC se ha mostrado convencido de que es "posible" convencer al PSOE para que antes o después apoye la celebración de una consulta independentista en Cataluña, que considera que es "la única salida" posible a la situación de tensión política actual.

Comentar