Albiol admite haber utilizado expresiones "inadecuadas" sobre los gitanos rumanos

El alcalde popular se enfrenta a una petición de un año de cárcel por presuntos delitos de incitación al odio, a la discriminación y a la violencia por repartir 15.000 folletos en abril de 2010, en los que se asociaban a los rumanos de etnia gitana con la "delincuencia" y la "inseguridad" en los barrios marginales de Badalona.

4 min
El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol
Redacción
Miércoles, 20.11.2013 14:05

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP), ha comparecido este miércoles ante la justicia por haber vinculado a los gitanos de origen rumano con la delincuencia en esa localidad. El alcalde ha declarado que "son datos objetivos" y que "no hay ninguna intención de menospreciar a nadie", pero ha reconocido haber empleado expresiones "inadecuadas".

Arropado por más de un centenar de vecinos, García Albiol se ha sentado en el banco de los acusados del Juzgado de lo Penal número 18 de Badalona para responder por una campaña realizada en abril de 2010, cuando, estando en la oposición, repartió más de 15.000 folletos por los barrios marginales de Badalona que asociaban a los inmigrantes de etnia gitana con la "inseguridad", la "delincuencia" y el "vandalismo" de la ciudad y suscribía lemas como "no queremos rumanos".

El fiscal de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, ha respondido a la acusación popular presentada por SOS Racisme, y ha señalado al actual alcalde de Badalona por presuntos delitos de provocación al odio, a la discriminación y a la violencia. Pide por ello un año de cárcel para el acusado.

Por su parte, García Albiol ha asegurado que, con la distribución de aquellos dípticos, que, según ha declarado hoy, sólo se distribuyeron de 800 a 1.000 porque se generó "un debate que se desenfoca del tema original y se centra en la violencia, cuando esta no era la intención", no había "ninguna intención de menospreciar a nadie" y que, en todo caso, respondía a problemas concretos que quería hacer llegar a los vecinos. "Puede no haber sido adecuada, pero eso no quita el valor total", se ha defendido el alcalde de Badalona ante el fiscal Aguilar por este hecho y por las declaraciones a los medios de entonces.

"Me parece una injusticia tener que estar aquí" 

Durante el interrogatorio, el alcalde popular ha explicado que los gitanos rumanos constituyen el 0,4% de la población de la ciudad y "son responsables del 25% de los delitos", aunque ha admitido que en aquel entonces, no siendo todavía alcalde, no contaba con datos oficiales. No obstante, ha añadido que "hay un problema de integración con esa comunidad. No lo digo yo, lo dicen los expertos".

"Me parece una injusticia tener que estar aquí", se ha defendido García Albiol ante los periodistas instantes antes de entrar en la sala, y ha añadido que lo lamenta no sólo por él, sino porque algunos vecinos de ciertos barrios de Badalona "lo están pasando mal". De hecho, un grupo de partidarios del dirigente popular que se han personado en el juzgado portaban pancartas con el lema "Queremos vivir en paz. Albiol no te rindas".

García Albiol, que en aquella polémica campaña contó con la colaboración de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, quien repartió los folletos con el actual alcalde, ha estado asimismo acompañado en el juzgado por el líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz (PP), y por el secretario general del PP catalán, Jordi Cornet.

Sin embargo, el alcalde, que admite estar pasando "momentos complicados", ha recibido también a las puertas del juzgado la protesta de los miembros de SOS Racisme, que ondeaban pancartas con lemas como "Tolerancia cero con el racismo", "Ningún racista en los ayuntamientos" o "Badalona contra la xenofobia".

El abogado defensor, Cristóbal Martell, ha rehusado hacerle preguntas, y el fiscal, por su parte, ha insistido en que "ser político no da patente de corso". "En ningún modo estamos juzgando ideas políticas ni un partido", ha sostenido Aguilar, "sólo la difusión de un folleto unido a una serie de manifestaciones que amplificaron y dieron sentido al folleto".