CDC y ERC rechazan una "tercera vía" e insisten en un referéndum independentista que se responda con un 'sí' o 'no'

Rull (CDC) considera que "ni la tercera vía ni el federalismo" tienen sentido, y propone una consulta secesionista -de improbable celebración- con una pregunta "clara y ambiciosa". Amorós (ERC) señala que "eso de poder votar la opción federal es la dilación al infinito". Camats (ICV-EUiA) se pregunta: "¿Qué debería votar un federalista: 'sí' o 'no'?". Ortega (UDC) pide "máximo consenso".

5 min
Josep Rull y Oriol Amorós
Redacción
Domingo, 3.11.2013 19:23

El secretario de organización de CDC, Josep Rull, ha pedido este domingo a todas las formaciones políticas partidarias de celebrar un referéndum independentista que trabajen para consensuar "la pregunta", y así dejar sin "munición" a quienes se niegan a permitir que se celebre la consulta.

Rull ha defendido, en una acto de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en Gandesa (Tarragona), que conviene iniciar un período de reflexión "con tranquilidad y serenidad". A la luz de las recientes disputas entre los diferentes sectores que abogan por la celebración de una consulta secesionista, el diputado autonómico convergente ha declarado:

"No podemos permitirnos desafinar. Quienes estamos por el derecho a decidir tenemos que ir con una sola voz. Lo que tenemos entre manos es demasiado importante para callar, pero demasiado importante como para que se pierda en el ruido".

Asimismo, Rull ha asegurado que "ni la tercera vía ni el federalismo" tienen sentido si antes no hay una propuesta del Gobierno. Así, el dirigente convergente apuesta por una pregunta "clara y ambiciosa, que pueda responderse con sí o no, y que incluya el Estado propio, la independencia, la soberanía o como quiera llamarlo cada uno, pero que tenga el máximo nivel de consenso".

Camats: "¿Qué debería votar un federalista?"

Sin embargo, no está nada claro que este consenso pueda alcanzarse a corto plazo. El Gobierno autonómico de Artur Mas (CiU) adquirió el compromiso de tener cerrada la pregunta antes de finales de año. El diputado independentista en el Congreso Alfred Bosch (ERC) levantó la liebre hace unas semanas afirmando que la pregunta ya estaba cerrada y que planteaba explícitamente la opción de la independencia. Desde entonces, y empezando por el líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, los partidarios de la consulta no han ocultado su desencuentro.

Este mismo domingo ha alzado la voz la coordinadora de ICV Dolors Camats, quien, en la línea señalada por Joan Herrera este sábado, ha dicho que "si realmente queremos abrir una nueva etapa es necesaria una mayoría suficiente. La elección de la pregunta y la fecha no la puede romper. Si no, iríamos atrás".

Pero los ecosocialistas tienen otros horizontes más allá de la independencia. Así, "¿qué debería votar un federalista: 'sí' o 'no'?", se pregunta Camats. "Si se excluye a una parte de la gente que quiere la ruptura", ha proseguido, "es evidente que tenemos que buscar fórmulas para que la gente se sienta incluida".

La diputada autonómica de ICV-EUiA ha dictado sentencia con respecto al PSC: "Tengo la sensación de que, en estos momentos, ICV es la única formación que está haciendo de puente entre aquellos que quieren romper el statu quo y son independentistas y aquellos que quieren romper y son federalistas". "Es evidente", ha añadido, "que el PSC ha dimitido en esta cuestión".

Amorós: "Los afectados no quieren federarse"

La respuesta a estas palabras de Camats no se ha hecho esperar. A través de tres mensajes de Twitter, el diputado autonómico de ERC Oriol Amorós le ha espetado que "un federalista consecuente primero vota sí a la independencia y después por federarse". "Estimada Dolors Camats", ha dicho en otro mensaje, "si un federalista quiere votar tendrá que preguntar a todos los afectados, a todo el Estado, y estos no están para referéndums".

Amorós, que no quiere otra pregunta que la que plantea lisa y llanamente la independencia, ha sentenciado que "eso de poder votar la opción federal es la dilación al infinito: los afectados no quieren federarse (y lo sabéis)".

La conocida como "tercera vía", pues, no es aceptada por ERC, pese a que la formulación de esta alternativa sigue naufragando por entre la propuesta de Duran, la del PSC de Pere Navarro y la que parecen sustentar ahora los ecosocialistas.

Ortega: "La consulta no es moneda de cambio"

Por otra parte, la vicepresidenta de la Generalidad, Joana Ortega (UDC), continúa en su particular periplo por Québec para recabar apoyos al órdago secesionista de Artur Mas. Desde allí, Ortega ha puesto el acento en la necesidad de alcanzar el "máximo consenso" para poder plantear una "pregunta explícita".

Ortega ha reconocido que, tal y como están las cosas, todo el mundo deberá hacer "sacrificios" en la negociación. "El pueblo quebequés", argumenta, "nos dice que no debemos decaer para que podamos hacer la consulta". Y así, pese a que dice no cerrar las puertas al diálogo y a la negociación con el Gobierno, sostiene que esta no puede quedar condicionada a abandonar el "compromiso de hacer la consulta en 2014".

"La consulta no es moneda de cambio", ha advertido la vicepresidenta autonómica, quien por lo demás ha asegurado que el propio Duran "es el primero que quiere hacer la consulta", pese a que el democristiano esté advirtiendo "de los peligros que puede haber".

Comentar