Canal 9 se funde a negro

Anoche el Gobierno autonómico pactó el cierre definitivo de todo los canales informativos que dependen de RTVV. Tras 12 horas de protesta y después de casi 25 años emitiendo, la cadena pública autonómica se ha fundido a negro.

3 min
Redacción / Agencias
Viernes, 29.11.2013 10:36

Radiotelevisión Valenciana (RTVV) se ha fundido a negro este viernes, cerca de las 12:30 horas, tras emitir durante casi 25 años, y después de que el Juzgado de Instrucción número 1 de Paterna haya ordenado el desalojo "inmediato" de la sede de Burjassot (Valencia) ocupada durante doce horas por trabajadores de la cadena autonómica en señal de protesta.

Los empleados han pasado la noche y media mañana de este viernes emitiendo una insólita programación especial en la que narraban en directo la propia extinción de la cadena. Un "golpe de estado mediático" ejecutado "con nocturnidad y alevosía", ha sido el juicio emitido por el periodista Frederic Ferri respecto al apagón de la radio pública de la Comunidad Valenciana y la toma por la Policía Nacional de las instalaciones de Canal 9, la televisión autonómica.

El centro de producción de RTVV en Alicante se cerraba a las 02:45 horas de este viernes, dejando dentro únicamente a la policía y al vigilante de seguridad de las instalaciones con la orden expresa de no dejar entrar a ningún trabajador. Pocos minutos después los empleados de esta cadena pública han acordonado el control central desde donde los liquidadores habían de cortar las emisiones, cosa que finalmente ha ocurrido pocos minutos después de mediodía.

"En cumplimiento y ejecución de la ley"

Las Cortes Valencianas acordaron esta madrugada del viernes el apagón definitivo de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) por cualquier medio o canal de difusión, tras la publicación inesperada y poco tiempo antes de una edición especial del Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV) que establecía el cese inmediato de las emisiones.

Centenerares de trabajadores se amontonaban a las puertas de RTVV en Burjassot, mientras que el Gobierno autonómico de Alberto Fabra (PP) había advertido que podrían estar incurriendo en un delito tipificado por el Código Penal. Y así, el titular de justicia de Paterna ha avisado a la plantilla de que, si no se producía de manera voluntaria, el desalojo sería ejecutado "por la fuerza policial", decisión que ha sido respaldada por la Fiscalía.

A las 9:00 horas el técnico que debía de cortar las emisiones de Canal 9 admitía "no poder soportar" la presión de esa tarea, y ha declarado que no la iba a "cerrar". "Me voy a casa y, por mí, esto no se cierra", añadía. Dirigentes socialistas valencianos y de Compromís se han apostado en las instalaciones de Canal 9, a quienes se les ha impedido asimismo el acceso.

El portavoz parlamentario de PSPV, Antonio Torres, ha denunciado que "vivimos en un régimen dictatorial porque es incomprensible que se impida el acceso como representantes de los ciudadanos" y ha explicado que habían ido a hablar con los trabajadores y "ver qué está pasando". 

De cualquier modo, en la edición especial del DOCV el Gobierno autonómico justifica la medida "en cumplimiento y ejecución" de la ley de liquidación de RTVV aprobada el miércoles en el Parlamento autonómico.