CiU detiene el trasvase de votos a ERC

Aunque ERC sería la fuerza más votada en caso de que ahora se celebrasen elecciones autonómicas, CiU habría conseguido frenar la fuga de votantes a la formación de Junqueras que venían recogiendo las últimas encuestas. Los independentistas podrían haber alcanzado su techo electoral rozando los 40 escaños. Además, por primera vez en una encuesta del CEO, Ciudadanos se sitúa como tercera fuerza en Cataluña. El PSC descendería hasta marcar un mínimo histórico.

4 min
Sondeo del CEO sobre intención de voto en unas elecciones autonómicas
Redacción
Viernes, 22.11.2013 11:50

Según la tercera oleada de 2013 del Barómetro de Opinión Política del Centro de Estudios de Opinión (CEO), que depende del la Generalidad, publicado este viernes, ERC ganaría las elecciones al Parlamento autonómico de Cataluña en caso de que ahora se celebrasen elecciones, sin embargo, frenaría el crecimiento que le han venido otorgando todas las encuestas a lo largo del último año, y podría obtener entre 37 y 39 escaños, una cifra casi idéntica a la que le adjudicaban en junio pasado (actualmente tiene 21).

Por su parte, CiU sería la segunda fuerza en Cataluña, con una horquilla de 34-35 diputados autonómicos. Su intención de voto en los últimos meses había descendido desde los 50 asientos que tiene actualmente en la Cámara autonómica hasta 40-42 (en el barómetro del CEO de febrero) y 35-37 (en el de junio), donde parece haberse estabilizado, con una ligera tendencia a la baja.

Este estancamiento en la subida de ERC y en la caída de CiU supondría que los nacionalistas habrían conseguido parar el trasvase de votos hacia los independentistas que la mayor parte de los estudios apuntaban. Todo ello a pesar de que esta encuesta (consistente en 2.000 entrevistas telefónicas) se ha realizado entre el 4 y el 14 de noviembre, mientras que las polémicas declaraciones de Junqueras amenazando con parar la economía catalana durante una semana -que muchos analistas consideran un error estratégico que podría asustar a votantes tradicionales de CiU dispuestos a apoyar a ERC- se realizaron el día 13, cuando el sondeo prácticamente había finalizado, por lo que este cambio de tendencia todavía podría ser más intenso.

Ciudadanos, tercera fuerza en Cataluña

El sondeo sitúa a Ciudadanos, por primera vez en los barómetros del CEO, como tercera fuerza política en Cataluña, pasando de los 9 diputados autonómicos actuales a una horquilla de entre 15 y 17, adelantando de esta forma a ICV-EUiA, PP y PSC.

La formación liderada por Albert Rivera -que cuenta con poco más de siete años de vida- es la única de las siete con representación en el Parlamento autonómico que mejora sus datos porcentuales de intención directa de voto respecto al barómetro de junio. En concreto, sube dos décimas, mientras que todas las demás sufren caídas más o menos intensas, que van a parar a los indecisos (que aumentan 3,6 puntos en cinco meses).

El PSC, por su parte, se situaría en 14-16 escaños, lo que significaría sus peores resultados en unas elecciones autonómicas, y un leve descenso respecto al anterior sondeo del CEO, que dejaba al partido de Pere Navarro en 16 asientos (actualmente tiene 20).

El PP repetiría las expectativas que recogía el barómetro de junio, esto es 13 ó 14 diputados autonómicos, frente a los 19 que ahora tiene. E ICV-EUiA también se estabilizaría, con una horquilla de 12 a 14 escaños, frente a los 13 que tiene actualmente y los 13 ó 14 que le adjudicaba el CEO en junio.

Por último, la CUP mantiene su tendencia alcista que recogen todas las encuestas desde las pasadas elecciones autonómicas, y apunta a 6 ó 7 asientos, algo más del doble de los 3 actuales.

¿Miedo de los no nacionalistas, o sesgo de la muestra a favor del nacionalismo?

Cabe destacar una cuestión que se repite en los últimos sondeos del CEO. Por una parte, un 27,2% de los entrevistados dice que votó a CiU en las pasadas autonómicas, cuando en realidad, solo lo hizo el 20,62% del censo; el 13,7% asegura haber apoyado a ERC, cuando en realidad lo hizo el 9,2%; el 7,7% dice que votó a ICV-EUiA, frente al 6,64% que realmente lo hizo; y el 2,7% recuerda haber apoyado a la CUP, cuando recibió el voto del 2,34% del censo.

Por el contrario, solo el 2,7% reconoce haber votado al PP, pese a que lo hizo el 8,71% del censo; únicamente el 8,4% recuerda que votó al PSC, aunque lo hizo el 9,69% de los llamados a las urnas; y solamente el 3% de los encuestados reconoce que votó a Ciudadanos, pese a que recibieron el apoyo del 5,08%.

Esto se explicaría por dos motivos, que pueden ser alternativos o complementarios: o bien la muestra del CEO recoge un claro sesgo a favor de opciones nacionalistas (al sobrerrepresentar a los votantes de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, e infrarrepresentar a los que votaron a PSC, PP y Ciudadanos); o bien, en Cataluña existe miedo a declararse públicamente cercano a opciones no nacionalistas, como apuntaba una reciente encuesta de El Periódico.

Comentar