Cotización Ibex 35

El grupo Hyatt comprará la Torre Agbar para hacer un hotel de lujo

El alcalde Trias confirma la operación, al valorarla positivamente, pero precisa que el cambio de usos del edificio requiere cumplir con "los permisos y papeles pertinentes". La Torre Agbar, con unos 30.000 metros cuadrados disponibles para oficinas, está actualmente infrautilizada, puesto que su único ocupante es Aguas de Barcelona, que se tiene que hacer cargo del mantenimiento de todo el edificio.

2 min
Imagen nocturna de la Torre Agbar
Redacción
Sábado, 16.11.2013 13:25

Uno de los nuevos iconos arquitectónicos de la ciudad de Barcelona, Torre Agbar, donde actualmente está la sede de Aguas de Barcelona, se convertirá en un hotel de lujo del grupo internacional Hyatt, según informan este sábado Expansión y La Vanguardia.

Según estas informaciones, el grupo hotelero ha cerrado ya un acuerdo con Aguas de Barcelona para comprar su actual sede por entre 150 y 250 millones de euros. El equipo de gobierno municipal, que encabeza el alcalde Xavier Trias (CiU), ya está al tanto de la operación, y la compañía de aguas ya le habría comunicado su intención de trasladar sus oficinas centrales a otro lugar de la ciudad antes de un año, según marca el preacuerdo firmado.

El propio Trias ha confirmado la operación, al valorarla positivamente, en declaraciones a Catalunya Ràdio. El alcalde ha precisado, sin embargo, que el cambio de usos del edificio requiere cumplir con "los permisos y papeles pertinentes".

Un edificio infrautilizado

También según estas informaciones, la operación la llevaría a cabo un grupo de fondo de inversión encabezado por Enim Capital, con financiación de La Caixa y Banco Sabadell. Además del precio de compra, se invertirán entre 35 y 60 millones de euros adicionales para adecuar el edificio a su nuevo uso. El proyecto prevé, además del hotel, restaurantes y espacios lúdicos abiertos al público en general.

La Torre Agbar, con unos 30.000 metros cuadrados disponibles para oficinas, está actualmente infrautilizada, puesto que su único ocupante es la propia Aguas de Barcelona, que se tiene que hacer cargo del mantenimiento de todo el edificio.

La torre, diseñada por el arquitecto francés Jean Nouvel, se inauguró en 2005, y rápidamente se convirtió en uno de los edificios emblemáticos del nuevo skyline barcelonés. Aún así, la Torre Agbar no ha sido exenta de controversias, como por ejemplo ciertas reticencias iniciales a su forma, que algunos consideraban fálica, o su gran similitud al rascacielos londinense conocido como 30 St Mary Axe, obra de Norman Foster y construido poco antes.