El 'sí' aumenta 15 puntos entre los de CiU

El 'no' a la independencia entre los votantes del PSC crece 20 puntos en un año y medio

Desde que la Diada de 2012 aceleró el proceso independentista, las preferencias de los votantes de cada partido han variado sensiblemente. Con una tendencia a aclarar el panorama, en un sentido u otro.

5 min
Navarro, Junqueras y Mas
Carles Bellsolà
Viernes, 22.11.2013 17:50

Mientras algunos partidos catalanes han modificado su posición respecto a un hipotético referéndum sobre la independencia, desde que la manifestación del 11 de septiembre de 2012 aceleró todo el proceso, los votantes de estos mismos partidos también se han movido. Una variación que es especialmente apreciable en el caso de CiU, y todavía más en el del PSC, como refleja la tercera oleada de 2013 del Barómetro de Opinión Política del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalidad.

El barómetro de junio de 2012, el último antes de la manifestación independentista de la Diada y de la posterior convocatoria de elecciones anticipadas, afirmaba que un 41,5% de los encuestados que recordaban haber votado al PSC en los comicios autonómicos anteriores -los de 2010- votarían 'no' en un hipotético referéndum sobre la independencia. Un porcentaje que ahora, según el barómetro publicado hoy mismo, se ha disparado hasta el 61,2%, casi 20 puntos porcentuales más.

En paralelo, los votantes socialistas que votarían 'sí' a la independencia han disminuido considerablemente. Si en junio de 2012 eran todavía un 29,1%, ahora son sólo un 12,3%. También han menguado los que declaran que se abstendrían: del 22,2% de hace un año y medio al 18% actual.

¿Fuga de votos independentistas en el PSC?

Esta variación admite diferentes interpretaciones. Por un lado, se puede aducir que los votantes socialistas están ahora más en la línea de la dirección del partido, que apuesta inequívocamente por el 'no' a la independencia -y por su alternativa de corte federal-, mientras que hace un año y medio todavía no habían tenido necesidad de posicionarse claramente. Por otra, se puede interpretar que parte de los votantes independentistas del PSC han huido a otras opciones en este tiempo.

Los votantes de CiU también han experimentado una importante variación en sus preferencias ante un hipotético referéndum. Si en junio de 2012 el 'sí' a la independencia lo defendía un 64,5% de los votantes de la federación nacionalista, ahora este porcentaje ha crecido hasta el 80,6%, 16 puntos porcentuales más. En consonancia, los partidarios del 'no' han pasado del 14,8% en 2012 a sólo un 5,6% actualmente.

Es decir que, desde que Artur Mas dio su giro independentista, la base de votantes de la formación ha pasado de ser moderadamente independentista a serlo sin ningún tipo de duda, con un porcentaje de partidarios de la secesión casi igual al de los votantes de la CUP (81,8%), y no tan lejos de los votantes de ERC (94,0%). Igual que en el caso de los socialistas, esta variación puede interpretarse como un mayor seguimiento de las tesis independentistas en la cúpula de CDC -la de UDC, en cambio, apuesta por su tercera vía-, o bien como una fuga de votantes no independentistas.

Los ecosocialistas, los más divididos

También hay movimientos, a pesar de que más suaves, en ICV-EUiA. El porcentaje de votantes ecosocialistas partidarios de la independencia se ha mantenido estable -del 53,2% de hace un año y medio al 52,2% actual-. Pero ha aumentado el número de partidarios de que Cataluña continúe dentro de España, que en 2012 era del 15,5%, y ahora es del 23,2%.

A diferencia de los casos de CiU y del PSC, entre los votantes ecosocialistas las opiniones sobre la independencia no se han decantado más en un sentido u otro, sino que ha aumentado la división de opiniones. También a diferencia de CDC y del PSC, la dirección de la coalición se ha mantenido en la ambigüedad sobre la independencia durante todo este tiempo.

En cuanto a las otras opciones, los cambios son menos significativos. Los votantes de ERC siguen siendo monolíticamente independentistas -95,7% en junio de 2012, y 94% ahora-, y los pocos votantes del PP que hace un año y medio aseguraban -sorprendentemente- que votarían 'sí' en un referéndum se han reducido ahora a un rotundo 0%. Entre los votantes populares también ha disminuido la opción de la abstención y, en total, el 'no' aumenta 13 puntos: del 74,4% de junio de 2012 al 87,2% de ahora.

Menos 'no' en Ciudadanos que en el PP

En cuanto a Ciudadanos, no se puede hacer ninguna comparativa. Por la sencilla razón de que los encuestados que en junio de 2012 reconocieron que votaron a la formación naranja -no los que la votaron realmente- fueron tan pocos que el propio CEO alertó de que los resultados que se podrían extraer eran "no significativos".

En la encuesta publicada hoy, ahora sí, con resultados significativos, el 'no' a la independencia entre los votantes de Ciudadanos es sorprendentemente menor que entre los del PP, un 83,6%. Una sorpresa relativa. No es que haya independentistas en el partido de Albert Rivera -un 0,7%, por debajo del margen de error-, sino que hay un número apreciable de abstencionistas, el 14%.

Comentar