Cotización Ibex 35

El PIB de Cataluña caería, en el mejor de los escenarios, algo más del 3% con la secesión

Un estudio econométrico desarrollado por el profesor de Economía de la Universidad de Edimburgo Rodríguez Mora advierte del coste económico que conllevaría el efecto frontera: la drástica reducción del comercio entre Cataluña y el resto de España a causa de la ruptura no podría ser compensado con un incremento del comercio internacional. La caída de la productividad, los salarios y la renta en Cataluña se situaría en torno al 10%, muy por encima del déficit fiscal de los años en que este ha sido más alto. Todo ello considerando que siguiera dentro de la UE y que la secesión fuese amistosa y sin boicots.

3 min
Resultado del modelo econométrico del profesor de Economía de la Universidad de Edimburgo José Vicente Rodríguez Mora sobre el coste económico de una supuesta secesión de Cataluña
Alejandro Tercero
Domingo, 24.11.2013 09:27

La secesión de Cataluña supondría -en el mejor de los casos- una caída neta de su PIB de algo más del 3%. Esta es la conclusión a la que llega un estudio titulado Costes económicos de una posible ruptura de España, realizado por el profesor de Economía de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) José Vicente Rodríguez Mora. 

El estudio está incluido en el documento El coste de la no-España, publicado recientemente por UPyD, y subraya que el denominado "efecto frontera" que generaría la separación conllevaría una drástica reducción del comercio entre Cataluña y el resto de España, que no podría ser compensado con un incremento del comercio internacional.

Para llegar a esa conclusión, Rodríguez Mora implementa un complejo modelo econométrico de la siguiente forma: parte de un modelo estándar de comercio entre países desarrollados; determina las implicaciones de las fricciones comerciales de Cataluña y el resto de España (esto es, las facilidades comerciales por compartir cercanía, marcos regulatorios, gustos, lengua, cultura, relaciones personales y familiares, etc.); repite ese ejercicio con las relaciones comerciales entre España y Portugal (por considerarlo el país del entorno con el que España tiene menos fricciones comerciales); y, finalmente, aplica un ejercicio contrafactual para saber cómo le afectaría a la economía catalana si tuviera con el resto de España las mismas fricciones comerciales que Portugal tiene con España, anulando, además, las transferencias fiscales.

Es decir, cuantifica matemáticamente qué efectos tendría para el comercio y la economía de Cataluña si pasara a tener con el resto de España una relación de países vecinos similar a la que España tiene con Portugal.

El estudio parte de las premisas más optimistas posibles

Según esos cálculos, la caída de la productividad, los salarios y la renta en Cataluña se situaría alrededor del 10% (y para el resto de España, del 2%). Así, tras descontar un déficit fiscal de algo más del 6%, se alcanzaría la citada reducción del PIB de cerca del 3%.

Además, para llegar a esta conclusión el autor -uno de los quince fundadores de Ciutadans de Catalunya- parte de las premisas más optimistas posibles, por lo que el efecto negativo para el PIB de Cataluña, probablemente, sería mucho más intenso.

De hecho, el modelo parte del supuesto de que la Cataluña independiente estuviese dentro de la UE, considera que la separación sería amistosa y no se producirían boicots, y hace una estimación del déficit fiscal tomando como referencia los años en que este ha sido más alto, esto es, cuando no ha habido crisis económica.

Comentar